País de locos: salen por año más abogados y politólogos que enfermeros

La alarmante escasez de enfermeros refleja el caos que impera en el híbrido en que se convirtió el sistema de salud argentino. Según las cifras oficiales faltarían entre 25.000 y 40.000 profesionales para cubrir la demanda general del servicio, que para el gremio de sanidad, que reclama 6 horas diarias por tarea insalubre, se irían a 100 mil. Pero resulta que la proporción de enfermeros respecto de los médicos está al revés que en todas partes: 1 a 5, lo cual significa, aplicando lo que se suele expresar en estos casos en los ámbitos laborales, que sobran los caciques y faltan los indios. Para colmo, como son pocos pero ganan la mitad que los médicos que abundan, hasta se los aprovecha en servicios de emergencia para primeros diagnósticos a fin de reducir costos . Y la desproporción empeora al comparar que cada año se gradúan más abogados, licenciados en ciencias políticas y en comunicación, que no se dedican a cuidar y asistir a cada integrante de una comunidad cuando más lo necesita, como hace un enfermero o un maestro. El gobierno de Mauricio Macri anunció que le pondrá atención a tan sensible tema e impulsa planes para que egresen de universidades e institutos técnicos al menos 50 mil recibidos cada año. En seguida los consorcios privados se sumaron a la iniciativa y no es para menos: absorben 55% del escaso plantel existente.

Carencia de personal de enfermería mientras hay crisis de empleo: algo raro hay entre educación y mercado de trabajo en la Argentina.

La foto en primer plano de una enfermera con el índice cruzado en los labios en gesto de pedir silencio está más visible en las paredes de los nosocomios que lo que ellas mismas, pero de carne y hueso y ataviadas con sus guardapolvos y gorros, circulan por los pasillos.

Llevada a números, esa ausencia presencial se calcula entre 25.000 y 40.000 asistentes de la salud, aunque si se acortara la jornada a 6 horas diarias, tal como propone el proyecto de ley presentado en la Ciudad de Buenos Aires, la necesidad se duplicaría en el acto, según calcula el gremio de la sanidad, donde relacionan directamente una menor mortalidad con la cobertura plena de la sala hospitalaria a través de personal calificado. 

El ministro de Salud, Jorge Lemus, reconoce que el déficit de enfermeras es tanto en cantidad como en calidad: "Queremos revertir la relación médico- enfermera que hoy promedia 1 a 1, y en algunas provincias es de 5 médicos por cada enfermera. Los estándares internacionales señalan una proporción inversa: 2 a 4 enfermeras por cada médico".

En el territorio nacional se acentúa la despareja la distribución de enfermeros. Hay más en provincias como Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, pero también es mayor la cantidad de población.
Mendoza y Salta se destacan por contar con más enfermeros profesionales, mientras en la Patagonia aumentan los auxiliares de enfermería en número muy importante hasta un 85 %. En la región Norte del país sube el porcentaje de los llamados empíricos.

El plantel nacional de enfermeros da unos 180.000 en total, de los cuales 57.000 se van a jubilar más o menos en los próximos 4 o 5 años, dijo el presidente Mauricio Macri, al anunciar lanzamiento del Programa Nacional de Formación de Enfermería (ProNaFE), iniciativa que busca formar a50.000 nuevos profesionales en los próximos 4 años. O sea, la hipótesis de mínima sería reponer a los que queden en edad de retirarse.

El proyecto prevé, asimismo, difundir la carrera técnica de enfermería entre alumnos del secundario a fin de prepararlos para el desafío que espera a la universidad: formar profesionales en la especialidad que sean capaces de brindar un cuidado seguro y de calidad.

"La universidad debe contribuir al desarrollo de la disciplina a través de la investigación y participar en la agenda de las políticas de desarrollo de los Recursos Humanos en salud", aducen en la Escuela de Enfermería de laFacultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral.

En el país se forman enfermeros en 53 universidades y 229 institutos técnicos superiores, con casi 30.000 nuevos inscriptos por año.

Entre ambas casas de estudios 78.000 alumnos aproximadamente cursan la carrera, pero la tasa de deserción es muy alta, alrededor del 70%, con lo cual el neto que permanece en la carrera sería unos 23.000, menos de la mitad del objetivo de graduación trazado por las autoridades sanitarias.

La Ley Nacional de Enfermería Nº 24.004 en su art. 3 dice: "Reconócense 2 niveles para el ejercicio de la enfermería: a) Profesional, y b) Auxiliar",mientras la Ley N° 298/99 de CABA en su artículo 5º reconoce 2 niveles para el ejercicio de la enfermería:

1-Profesional: A- Licenciada/o en enfermería y B- Enfermera/o,

2- Auxiliar: A-Auxiliar de enfermería.

Por expuesto, en Enfermería hay 3 niveles de atención, el Auxiliar de Enfermería, el Enfermera/o (antiguamente llamado profesional) y el Licenciado en Enfermería.

Fuentes del Partido Obrero afirman que el salario básico de un enfermero es de $1.814. Después, con adicionales y no remunerativos, la cifra llega a los $6.000 o $ 7.000 con jornadas laborales que pueden rondar en las 10 u 12 horas.

El proyecto de Ley enviado a la Legislatura porteña establece las 6 horas diarias por insalubridad y un salario básico inicial igual a la canasta familiar. Según la medición de la propia Dirección de Estadísticas de la Ciudad, ascendía a los $11.000.

Para tomar un caso puntual, en áreas cerradas como terapia intensiva suelen trabajar 2 enfermeros y asignación de 1 licenciado se estima entre $ 16.000 y $ 18.000 mensuales. Se prodigan para atender a 8 pacientes que están con respirador y a infectados con HIV, tuberculosis, virus y bacterias resistentes a los antibióticos.

Mejor ni comparar con Estados Unidos, donde las enfermeras vocacionales o prácticas con licencia ganan US$ 39.000 al año (3.250 verdes por mes) o con Australia, donde una remuneración media de enfermera está en US$ 5.027,72 al mes por 38 horas semanales.

Los privados ocupan más enfermeros

En el informe "Los Recursos Humanos de Salud en Argentina" delObservatorio Federal de Recursos Humanos en Salud de Ministerio de Salud, correspondiente a 2013 pero publicado en 2015, se desagrega la cifra de los trabajadores de enfermería, que de 179.175, que representaban23,4% del total de 766.000 trabajadores del sector de la salud en el 2do. semestre de 2012, resulta ser que 335.000 (44%) se desempeñaban en el sector público, mientras 431.000 lo hacían en el privado (56%).

De ahí que un consorcio de prestadores de salud haya firmado un convenio marco con el Ministerio de Educación y Deportes y el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) para colaborar con el Programa Nacional de Formación de Enfermería (ProNaFE).

Como parte de ese acuerdo, el Grupo Omint anunció que asegurará las prácticas profesionales de los futuros enfermeros en las instalaciones de las clínicas de la entidad.

El presidente de esta compañía de medicina privada con 49 años de trayectoria, Juan Carlos Villa Larroudet, destacó que "acompañar este programa nacional es una decisión estratégica para el Grupo, ya que estas acciones nos permiten reforzar nuestro compromiso con la salud, la educación y el empleo en Argentina".

El ProNaFE, que fue presentado por el presidente de la Nación, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos y los ministros de Salud y Educación y Deportes, apunta precisamente a "incrementar el número de postulantes a las carreras de enfermería, a mejorar las tasas de graduación y a consolidar el vínculo entre las instituciones y los establecimientos de salud de todo el país", según los postulados que constan en el anuncio oficial.

E incluye "medidas de autoevaluación institucional, becas estudiantiles, capacitación para directivos y docentes, inversión en infraestructura tecnológica e instrumental,  equipamiento integral de los gabinetes de simulación de prácticas y extensión de la cantidad de instituciones oferentes de la tecnicatura".

El punto de partida actual es que más de la mitad de los enfermeros tiene calificación profesional, lo cual constituye un avance importante de los últimos 10 años, ya que anteriormente predominaban los auxiliares de enfermería.

La idea sería continuar con la profesionalización de los trabajadores de enfermería, dado que Argentina reconoce como estándar de calidad adecuado para el cuidado de salud de la población al nivel de formación técnico.

Tomando como base estos niveles de calificación, la relación entre enfermeros (licenciados y técnicos) y médicos es de 0,56, para 2013.

Aux. Enferm...........Tec. Enferm..........Lic. Enferm..........Total
86.073                      73.373                19.729              179.175
48,04%                    40,95%               11,01%             100,00%

Contextualizándola con lo que sucede en el mundo, e inclusive en la región, sigue siendo relativamente baja en Argentina la proporción de enfermeros cada 10.000 personas. Entre los profesionales y los que hicieron licenciatura llegaría a 42,4.

Si bien estaría 2 puntos arriba del promedio general en América Latina, se ubica muy por debajo de Uruguay (55,5) y Brasil (64,2).

Los  extremos serían, en menos, Haití y Paraguay, donde hay 1 cada 10.000, y en más, EE.UU. y Canadá que llegan a las 100, de acuerdo con el informe de Estadísticas Sanitarias Mundiales 2013 de la Organización Mundial de Salud (OMS).

Comentarios