ASESINAN A PLOMO A UN ENFERMERO


Euseglimar González | LA PRENSA.-  Neimys Alexis Coronado Ji­ménez, (31) enfermero, fue asesinado de dos disparos cuando estaba saliendo del ta­ller mecánico de su cuñado en la calle 38 entre 27 y 28. El hecho ocurrió a las 5:30 de la tar­de del jueves. Unos hampones le llegaron para robarle su celu­lar inteligente LG. Al parecer, Neimys forcejeó, el hampón lo golpeó con la cacha de la pisto­la en la cabeza.

En el momento de la disputa, el acompañante del choro le disparó dos veces. El joven ca­yó al suelo y los hampones sa­lieron corriendo con el celular en la mano. El mecánico corrió a auxiliar­lo y en un carro particular lo llevó hasta la emergencia del Hospital de Barquisimeto, pe­ro luego de su ingreso murió.

La familia del enfermero se enteró el jueves a las 5:45 de la tarde, una vecina del taller lla­mó a la hermana para avisarle de lo que había pasado. Con lágrimas en su rostro la madre de Neymis cuenta que su hijo era el sostén del hogar, estaba pendiente de sus dos hi­jos. Trabajaba como enferme­ro en la clínica Canabal y en la emergencia del Hospital Pe­diátrico Agustín Zubillaga.

Aunque se ganaba su dinero extra, trabajando junto a su cu­ñado en el taller mecánico. Neimys iba de regreso a su casa en El Trompillo cuando fue baleado.

Piden justicia

Compañeros de trabajo de Neymis se unieron y pidieron justicia por la muerte del jo­ven.

"En dónde queda la suspen­sión de porte de armas que de­cretó el Gobierno Nacional. Nos están matando y no sólo es al gremio de enfermeros, es a todos los venezolanos", dijo Yanett Vergara, vicepresidente del Colegio de Enfermería de Lara.

Comentarios