15 ago. 2010

España.-

Un blog da apoyo al marido de la enfermera envenenada
http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=179138
Los amigos y familiares del enfermero Iván R.A, en prisión provisional desde el 18 de julio como presunto autor del homicidio de su mujer, Laura A.G., presuntamente envenenada, cuenta con un blog en Internet (www.justiciaparaivan.org) para mostrar su apoyo al joven ubriqueño y para solicitar que se haga justicia.

Desde el primer momento, los familiares y amigos del enfermero César Iván R.A., de 32 años y natural de Ubrique, han defendido su inocencia ante la acusación de ser el presunto autor de la muerte de su mujer, Laura A.G., de 33 años y también enfermera, el pasado domingo 11 de julio, presuntamente envenenada. Para coordinar su apoyo y mostrar su firmeza ante las acusaciones han creado un blog en Internet «con la única idea de solicitar justicia para Iván en el sentido más amplio de la expresión. Sus familiares y amigos estamos muy afectados por los tristes acontecimientos acaecidos recientemente».
Los familiares confían en la justicia e insisten en la presunción de inocencia del joven, al que consideran que se le está realizando un juicio paralelo, ya que la investigación del caso permanece bajo secreto de sumario. En este sentido, destacan el dolor que sienten, tanto por la pérdida de Laura como por el hecho de no poder consolar a César Iván en tan duro momento.
«Si finalmente Iván sale absuelto, le habrán privado de algo tan importante como poder rendir homenaje a su mujer en su sepelio, y lo que es más triste todavía, poder estar en estos momentos tan duros consolando a su hijo», reza una de las últimas entradas del blog.

 Ante todo, los amigos y familiares del joven solicitan respeto a la presunción de inocencia y muestran una confianza absoluta en la justicia. «Desde el máximo respeto a la ley queremos velar porque tenga un juicio justo y en los estamentos que establece claramente la constitución española», añaden.
César Iván R.A., permanece en prisión provisional sin fianza desde el pasado 18 de julio, ingreso que ratificó cuatro días después la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Telde, tras la inhibición de un juzgado capitalino en favor de este último de Violencia sobre la Mujer.

Corrientes, Argentina.-

EGRESADOS LOCALES BUSCAN ALTERNATIVAS EN OTRAS PROVINCIAS
Por los sueldos bajos, falta enfermeros

http://www.el-litoral.com.ar/leer_noticia.asp?IdNoticia=141830
Gran parte de los egresados de la carrera eligen otras provincias por los mejores salarios. Los que se quedan, prefieren el sector privado. Los profesionales trabajan sobrecargados, con más pacientes de lo que corresponde y deben desempeñarse en al menos 2 lugares para lograr buenos ingresos,

Los enfermeros correntinos están sobrecargados de trabajo.
La cantidad de enfermeros que trabaja en Corrientes no sería suficiente para contener la demanda del sistema sanitario ya que la mayoría de los recursos humanos emigran a otras provincias de la región en busca de mejores sueldos. Aunque recientemente hubo un aumento salarial y una recategorización para el sector, advierten que el retraso aún es muy grande.
El déficit de enfermeros en Corrientes provoca que los profesionales que se quedan en la provincia deban desempeñar sus tareas sobrecargados, con más pacientes de lo que corresponde y con al menos 2 trabajos para poder alcanzar buenos niveles de ingresos. A la hora de elegir, prefieren el sistema privado, ya que allí se abonan mejores salarios que en el ámbito público.
Aunque cada año egresan decenas de profesionales de la carrera de Enfermería que se dicta en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne), en Corrientes no hay suficientes recursos humanos. “Hay una demanda muy importante que no llega a cubrirse”, admitió ante El Litoral el jefe del Departamento Provincial de Enfermería del Ministerio de Salud Pública, Humberto Galeano.
El profesional señaló que la principal razón de esta escasez es la cuestión remunerativa. “Acá se forman muchos profesionales pero a la hora de trabajar eligen ir al Chaco o a Formosa porque los sueldos son más altos”, explicó.
“Los que se quedan en Corrientes, siempre que pueden, se inclinan por el sector privado”, indicó Galeano. Según señaló, un enfermero recién recibido que ingresa a un hospital cobra alrededor de 1.400 pesos, mientras que si consigue un cargo en un sanatorio privado percibe cerca de 2 mil pesos.
En ese sentido, el funcionario resaltó que en los últimos meses se ha logrado importantes avances para el sector público, con la recategorización y un aumento de sueldos. “Hay buena predisposición por parte del Gobierno para revertir la situación, pero el atraso es muy grande”, admitió.
Con respecto a las consecuencias que tiene la escasez de enfermeros, Galeano mencionó la sobrecarga de trabajo. “Se pierde la garantía en la calidad de la atención médica”, comentó.
De acuerdo a las normas que se enseñan en la carrera de enfermería, cada profesional puede tener una cantidad máxima de pacientes a su cargo. “Depende del servicio, pero uno de los de mayor demanda es el de clínica, donde lo ideal es 7 pacientes por enfermero, pero acá siempre se trabaja con cantidades superiores”, admitió.
Los enfermeros deben cumplir 40 horas semanales, con jornadas de 8 horas y dos francos rotativos. “Para tener buenos ingresos, muchos trabajan en 2 lugares”, explicó el funcionario. “Cuando el enfermero trabaja saturado, está expuesto al stress y no puede dar la contención emocional que demanda el paciente”, concluyó.

Tegucigalpa, Honduras.-

Hospital Escuela está rodeado de criaderos de zancudo
http://www.latribuna.hn/web2.0/?p=169212 
Los focos de alerta se encendieron durante la semana en el Hospital Escuela, luego que el personal médico descubrió que en el complejo asistencial hay presencia de zancudos, debido a los criaderos que hay a su alrededor.
Llanteras, edificios abandonados, yonkers y abundante maleza en los alrededores del hospital son potenciales sitios para la proliferación del zancudo.
El repelente y las palmaditas se pusieron de moda en algunas áreas del Materno Infantil y las salas de Labor y Parto, debido a que personal médico y pacientes, por las noches están siendo asediados por el zancudo trasmisor del dengue.
La profesional de la enfermería de la unidad de Labor y Parto, Alicia Carías, manifestó que en los últimos días el personal del segundo al quinto piso del Bloque Materno Infantil, ya no soportan los zancudos y que es notoria la proliferación de los mismos.
“Se nos han metido los zancudos a estas salas de Puerperio Normal, Patología, Nutrición, Cirugía Pediátrica y Recién Nacidos, porque los zancudos se están viniendo de varios criaderos que hay alrededor del Hospital Escuela”, se quejó Carías.
La profesional de la enfermería indicó que “el problemas no es fumigar en los alrededores del hospital, sino destruir los criaderos, en esos yonkers, llanteras, funerarias y talleres que hay en los alrededores de este hospital”.
En un trabajo de inspecciones que realizó el personal de enfermería con epidemiólogos del Hospital Escuela la semana pasada, descubrieron que hay varios sitios positivos de larvas de zancudos que se crían en estas zonas hospitalarias.
“Lo peligroso es que el zancudo pica a personas contagiadas de dengue y el asunto se va convirtiendo en cadena, y de esta forma no sólo peligran los pacientes con cruces de enfermedades, sino el personal médico que a diario permanecemos en estas salas”.
La empleada de salud abundó que en el entorno del hospital hay varios criaderos principalmente por el sector de la Facultad de Medicina, Morgue Judicial, bulevar Juan Pablo Segundo, en donde hay edificios abandonados.
“Aquí por las tardes hay que ponerle mosquiteros a unos pacientes, porque hay zancudos, también uno que trabaja por varias jornadas, tiene que ponerse repelente que si uno se descuida sale enfermo de este hospital”.
Carías recordó que hace unas tres semanas el personal técnico de la Región Metropolitana de la Salud, fumigó en todo el entorno del complejo hospitalario, pero la tarea no es esa, sino ir a los puntos de criaderos que ya están bien identificados en esos lugares.

Buenos Aires, Argentina.- Candelaria Lanusse: “Desde el corazón del mundo”

Con sentido público 10-08-10 Una argentina en Médicos sin fronteras 

"Este es un mundo muy desparejo"

Candelaria Lanusse,“enfermera argentina sin fronteras” del Hospital Universitario Austral que durante tres años trabajó en la organización Médicos Sin Fronteras, acaba de publicar un libro que reúne las cartas enviadas a sus familiares y amigos desde las misiones en África, Medio Oriente y América Latina.
Pilar, 05.08.2010. Epidemia de cólera en Zimbabwe, guerra en Chad, meningitis en Níger, inundaciones en México, desnutrición en la República Centroafricana, terremoto en Chile… Candelaria Lanusse, “enfermera sin fronteras” durante tres años, volcó por escrito y en forma de diario sus vivencias en las misiones que hizo con la organización internacional. Es una Anna Frank de 33 años suelta en los rincones sufrientes del planeta, que no solo se dedicó a ayudar: también quiso contarlo.
Sus escritos dieron vida al libro “Desde el corazón del mundo”, probablemente el primero que escribe un integrante argentino de la organización Médicos sin Fronteras (MSF) con sus testimonios. El texto ofrece una mirada desde “el terreno” sobre sociedades humanas escondidas por el silencio del olvido.
“El libro se fue haciendo solo. En lugar de escribir un diario, mientras estaba en el terreno redactaba cartas, y empecé a notar que me pedían más, que las reenviaban y las disfrutaban… entonces las recopilé y con fotos mías armé el libro”, explicó Candelaria, licenciada en enfermería. Después de tres años de trabajo con MSF volvió a la Argentina, donde se dedica a lo que más le gusta: cuidar bebés recién nacidos en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital Universitario Austral.
Le impresionaba la sangre… y terminó en MSF
Candelaria Lanusse no nació con la idea de recorrer el mundo salvando vidas ni mucho menos. Le impresionaba la sangre y cursó tres años de Psicopedagogía. Recién después ingresó en la Universidad Austral para estudiar enfermería y fue cuando sintió “ese calor abrasador” de la vocación, como ella lo define.
En el 2004 viajó a India, donde vivió tres meses primero y luego un año en una segunda vuelta. Pasó el 2005 trabajando con las Misioneras de la Caridad y en 2006 se contactó con Médicos Sin Fronteras, que cuenta con más de 80 argentinos registrados. “Me enteré que estaban buscando profesionales de la salud, así que decidí probar suerte”, recordó Candelaria. Tras una rigurosa selección que incluyó tests psicológicos, entró en el curso preparatorio, conocido como PPD (Preparación para el Primer Destino) y se sentó a esperar su primera misión.
Me desespera tanta injusticia
A la semana llegó el encargo: debía viajar a la República Centroafricana. “Trabajamos en dos centros de salud y en clínicas móviles, con el objetivo de proveer acceso a la salud a las víctimas del conflicto armado que se desarrollaba en la zona. El acceso a la salud era prácticamente nulo, o estaba cerrado por los enfrentamientos entre milicias, los robos o porque el personal sanitario había huido. La gente tenía que desplazarse kilómetros para hacer una consulta médica”, describió. Aún después de muchos destinos más, confesó que este país representó su mayor desafío en MSF, sobre todo la segunda vez que viajó, para colaborar con un proyecto de desnutrición. “Me desesperó tanta injusticia; este es un mundo muy desparejo. Sabés que las enfermedades que ves en el terreno, tratadas de otra manera o en otra parte del mundo tendrían solución”, reconoció.
En el 2008, Lanusse entró en la Unidad de Emergencias de MSF con base en Kenya, con el objetivo de cubrir situaciones conflictivas en África. “MSF aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes naturales o conflictos armados, o víctimas de las enfermedades olvidadas, típicas del tercer mundo, como malaria, dengue, Chagas y HIV. Algunas, como el sida, tienen tratamiento en el primer mundo, pero no donde trabajamos. Otras son tan infrecuentes en el primer mundo, que no hay interés en investigarlas”, afirmó.
― ¿Cómo hacés para no frustrarte ante tanta miseria?
― Ante tantos problemas te agarra un sentimiento de impotencia, que es lo peor, porque te paraliza. Me pasó en la República Centroafricana. Creo que es importante mantener el foco en la acción concreta. Es tan palpable el efecto de lo que hacemos que te devuelve la energía para seguir.
― ¿Cuándo se retiran de un lugar?
― Tenemos ciertos indicadores. Si existe un problema de base se intenta involucrar a otras ONG y al gobierno local. No nos vamos “así nomás”. Además, las misiones, aparte de lo asistencial, incluyen educación: capacitamos al personal local para multiplicar el efecto de nuestra tarea y darle continuidad.
― ¿Por qué quisiste hacer el libro?
― Siento que hacer lo que hago es un privilegio y quería que este libro fuera un instrumento para contar historias que no le llegarían de otra forma a la gente. Como decimos en Médicos sin Fronteras, el objetivo es darle voz a los que no la tienen.
― ¿Cuál es el significado del título, “Desde el corazón del mundo”?
― Se cree que la humanidad, que todos nosotros, venimos de África. Y allí, realmente, se palpita la vida.
Los olvidados
• Zimbabwe: Candelaria viajó en 2008 a este país africano, azotado por una epidemia de cólera que en un solo mes mató a 11 mil personas. En este país, además, el 20% de las personas entre 15 y 49 años tienen Sida.
• Níger: durante su misión en 2009 vacunaron a más de 600.000 personas contra la meningitis, endémica en la zona.
• República Centroafricana: Lanusse viajó para colaborar con un proyecto contra la desnutrición. Según cuenta en el libro, en la zona sur del país, a pesar de la tierra fértil y rica, solo un pequeño porcentaje de la población se dedica al cultivo. El resto se dedica a la extracción de diamantes.
• Médicos Sin Fronteras está en 65 países, tiene en marcha cerca de 350 proyectos y maneja 19 oficinas en todos los continentes.
• El 42,1% de los proyectos internacionales de MSF están ubicados en África.
• En 2009, según datos de MSF, las intervenciones se justificaron por epidemias o enfermedades endémicas (31,2%) y por conflictos armados que dificultan el acceso de la población a la salud (37,6%).
Fotografía Hospital Universitario Austral.

¡Ya llegó Travel Days! Súper promos para vos

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...