27 dic 2011

Analizan los grandes mitos urbanos de la medicina

El British Medical Journal decidió desmentir -o confirmar- tópicos como los riesgos de tener un diagnóstico estable, los efectos de la sordera sobre la obra de Beethoven y la maldición de los rockeros que mueren a los 27 años

Crédito foto: AP

 

¿Hay que tener más cuidado cuando un diagnóstico es "estable"?

 

De acuerdo con la publicación, la expresión de "diagnóstico estable", sin mayores especificaciones, puede ser riesgosa, ya que podría dar una impresión falsa de mejoría a otro médico que revise las anotaciones sobre el paciente. Para corroborar si era ambiguo o no, los investigadores revisaron las observaciones de médicos y enfermeros en tres hospitales de Londres.

 

"Genera un malentendido que puede, a su vez, influir indebidamente en el rigor clínico que se aplica. Para evitar esta situación, los médicos deben dejar de usar la frase del todo y escribir las observaciones en su totalidad o añadir frases de aclaración como: 'durante las últimas horas'", explicaron.

 

 

¿Por qué tantos famosos murieron a los 27 años?

 

Amy Winehouse fue la última artista en unirse al Club de los 27, que integran Janis Joplin, Kurt Cobain y Jimi Hendrix, entre otros. Ante la extensa lista de miembros que integran el fatídico grupo, los científicos indagaron si la edad era un factor de riesgo.

 

La publicación médica analizó los casos de los músicos que tuvieron un álbum en el Reino Unido entre 1956 y 2007 (1.046 en total). Según se verificó, la tasa de mortalidad para los 27 años era de 0,57, similar a la de los 25 y la de los 32. La conclusión es que, para los famosos, no son mortales los 27 años, sino la franja que va de los 20 a los 30.

 

 

¿Beethoven sin su sordera no habría sido tan magistral?

 

La obra del músico clásico Ludwig van Beethoven estuvo más marcada por su sordera que lo que se sospechaba, según el British Medical Journal. Un grupo de holandeses descubrió que, a medida que avanzaba su pérdida de la audición, sus partituras evolucionaban. Por ejemplo, empezaba a preferir las notas bajas y medias a las agudas. La razón es que usaba menos aquellas frecuencias que no llegaba a escuchar.

 

"En el teatro tengo que estar muy cerca de la orquesta para entender a los intérpretes y desde lejos no escucho las notas más altas de los instrumentos y las voces de los cantantes. A veces también me cuesta escuchar a las personas que hablan en voz baja. El sonido que se oye es cierto, pero no las palabras. Y, sin embargo, si alguien grita no puedo soportarlo", escribió una vez Beethoven a su médico, según cita BBC Mundo.

 

 

¿Es verdad que el esqueleto más grande del mundo debería estar ser arrojado al mar?

 

El cuerpo de dos metros y 30 centímetros de Charles Byrne, el llamado "gigante irlandés", plantea un dilema en la comunidad científica. El hombre, que murió a los 22 años en 1783, quería que sus restos fueran arrojados al mar. Su altura se debe a un tumor en la glándula pituitaria, que impedía la regulación del crecimiento.

 

Lejos de cumplirse su voluntad, lleva más de dos siglos siendo investigado y continúa deambulando por museos de Ciencias Naturales. "Ciertamente es hora de respetar la memoria y la reputación de Byrne", opinan el especialista en ética medica Len Doyal y el investigador Thomas Muinzer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Independencia y Enfermería

Un aniversario más de la Independencia Argentina, quiero comenzar diciendo que  riqueza de un país está en el capital humano y gracias a la ...