20 nov 2012

Masiva manifestación de empleados de la salud pública

Madrid. — Decenas de miles de médicos, enfermeras y empleados de hospitales desfilaron por las calles de Madrid en contra de las privatizaciones y los recortes y al grito de "sanidad pública" y "la salud es un derecho, vamos todos a luchar". "La sanidad pública no se vende, se defiende".

Los enfermeros y médicos coparon las calles de Madrid. Mantienen ocupados unos 20 hospitales.


Madrid. — Decenas de miles de médicos, enfermeras y empleados de hospitales desfilaron por las calles de Madrid en contra de las privatizaciones y los recortes y al grito de "sanidad pública" y "la salud es un derecho, vamos todos a luchar". "La sanidad pública no se vende, se defiende". Con esta afirmación los manifestantes, venidos desde todos los hospitales de la capital española, protestaron en Madrid.

Desde hace varias semanas una veintena de hospitales de Madrid y de su región están ocupados por el personal para denunciar la decisión del gobierno de la región de privatizar seis establecimientos, en el marco de la política de recortes previstos para 2013. Esta medida empujó a manifestar en este sector, que ya sufre las políticas de rigor del gobierno nacional de Mariano Rajoy.

"Nos estamos manifestando por dos razones: la atención al ciudadano está perjudicada por los recortes y las condiciones de trabajo del personal llegan a ser peores", resumió Jaime Rodríguez, un joven médico de 33 años especialista en geriatría del hospital de Leganés, en la periferia de Madrid.

Para los médicos y enfermeras, la política de recortes se hace sentir en los hospitales madrileños. Jaime Rodríguez da un ejemplo: "Un paciente de 90 años pasó cinco días en urgencias porque no había cama libre".

Más allá de la Sanidad, el continuo ajuste afecta a todo el sector público español, y contribuye a profundizar la recesión que padece el país desde 2009.

La deuda pública. El sábado, Mariano Rajoy señaló que España podría empezar a crecer antes de 2014, fecha prevista por su gobierno para la salida de la recesión, si se solucionaran los problemas de financiación. "La resolución de los problemas de financiación nos podría aliviar mucho", manifestó el jefe del gobierno español al cierre de la cumbre iberoamericana de Cádiz. Rajoy insistió en que España "sólo tiene un problema de verdad: necesita financiarse". Rajoy opina que los cálculos de su gobierno sobre el fin de la recesión podrían ser pesimistas, pero ocurre que España tiene que pagar, sólo en 2013, 40.000 millones de euros de intereses de su deuda pública.

España sufre una crisis de deuda en medio del acoso de los mercados. Rajoy aún no ha dicho si finalmente pedirá o no un segundo rescate europeo, después del de los bancos españoles, y que es condición indispensable para que el Banco Central Europeo (BCE) empiece a comprar deuda del país y rebaje así su prima de riesgo, que encarece el dinero que toma Madrid en los mercados. Sólo de este modo España podría ahorrarse esos 40.000 millones de euros. Rajoy pretende que el BCE actúe sin necesidad de que España pida su rescate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENFERMERIA TRABAJA POR LA UNIDAD DE LA PROFESIÓN

La campaña Nursing Now este mayo 2021 cumplirá una año. Sin embargo, creo nos quedamos a la mitad del camino y perdimos muchos colegas en la...