7 abr. 2013

Hospital Privado Dr. Raúl Matera: modelo de honestidad y excelencia

El doctor Rubén Rodríguez Vidal resaltó el impulso que tuvo Ezequiel Crisol para proyectar una institución que hoy es modelo en la ciudad.
     El Hospital Privado Doctor Raúl Matera se convirtió en líder y referente de la atención médica en nuestra ciudad y la región. A su moderna infraestructura edilicia, con la incorporación de equipamientos de última generación y ampliación de sus espacios hasta transformar el lugar en un lugar de privilegio, se suma el nivel de excelencia de los profesionales médicos, el cuerpo de enfermeras y demás colaboradores.
     "Con toda esta modernización hemos logrado que el paciente y sus familiares se encuentren a gusto, cómodos, bien atendidos y contenidos", señaló Rubén Rodríguez Vidal, director médico del nosocomio ubicado en 9 de Julio 475.
     Las importantes inversiones realizadas por la administradora Sermex SA estuvieron directamente vinculadas con las mejoras en la atención de los pacientes, afiliados o no a OSECAC, habida cuenta que en el Hospital Matera también atiende a aquellas obras sociales que tienen convenios con FECLIBA y la Asociación Médica de Bahía Blanca.
     "Todos estos cambios comenzaron hace unos años tratando de optimizar el funcionamiento del sanatorio. Una de los mayores logros fue sacar los consultorios externos, que funcionaban dentro de la estructura del sanatorio. Y se hizo gracias al aporte de Ezequiel Crisol, un hombre muy inteligente, con una visión importante de cómo se deben hacer las cosas", contó Rodríguez Vidal, quien mencionó que en este última etapa se hicieron arreglos en la guardia externa: parte clínica y pediátrica.
     --Usted siempre resaltó la labor del personal.
     --Es clave. En plena etapa de obra se hicieron atenciones en sitios no tan adecuados, aunque siempre estuvieron limpios y contaron con la buena predisposición del personal. La guardia médica y pediátrica hoy tiene una entrada independiente, para no mezclar los pacientes que se deben internar con aquellos que concurren por una atención.
     --También se remodeló el sector de radiología.
     --Sí. Ya tenemos instalado un tomógrafo computado que no podía ser utilizado porque no disponíamos la suficiente energía, a tal punto que hubo que instalar una subestación y todo ellos conllevó demoras.
     --¿El resonador es una de las incorporaciones más recientes?
     --Sí. Con la colocación del resonador el Hospital Matera podrá contar con tomografía y resonancia, pudiendo así optimizar los turnos para los afiliados. Además contamos con un mamógrafo, inaugurado anteriormente, lo que nos permite tener mayores prestaciones y una mejor atención.
      --¿Imaginaba tiempo atrás que se podía llegar a tener un Hospital con el nivel de excelencia que refleja el Matera?
     --Soy optimista por naturaleza. He vivido en el extranjero y siempre creí en mi país, en los valores humanos, donde no tenemos problemas raciales. Por ahí se equivocan los caminos, pero cuando se trabaja con honestidad e inteligencia, como lo hizo Ezequiel Crisol, se pueden hacer muchas cosas.
     --¿Los resultados están a la altura de la inversión realizada?
     --Sin dudas. La inversión fue muy grande y en líneas generales se logró lo que estaba planificado; lógicamente, debe haber algunos empleados disconformes, como en todos los ámbitos, pero la calidad de los servicios no se pueden negar. El éxito es la suma de los fracasos y la suma de lo que se hizo bien. Si prima esto último siempre se va para adelante.
     --¿Han tenido el reconocimiento de los afiliados?
     --De la mayoría, sin dudas. Lo detalles a solucionar son menores, como en alguna ocasión ocurrió con una guardia sobrecargada. No obstante, la guardia médica de emergencia es para atender emergencias y no casos banales.
--¿Cómo está funcionando el servicio de pediatría?
     --Muy bien. También el servicio de cirugía pediátrica, con excelentes pediatrías que operan con todas las obras sociales. Es un grupo de profesionales muy buenos. Además, contamos con una terapia intensiva de adultos.

Una escuela de lujo
     La central de enfermería está ubicada en la zona neurálgica del Hospital, siendo uno de los sitios de mayor relevancia para el cuidado de los pacientes.
     "En el Hospital Matera tenemos un alto porcentaje de enfermeras profesionales y licenciados en enfermería. Es gente muy capacitada gracias a que la Asociación Empleados de Comercio cuenta con una escuela de enfermería que nos nutre de personal idóneo para sus funciones", apuntó Rodríguez Vidal.
     "Ezequiel Crisol instó a mantener abierta la escuela de enfermería (funciona en Rodríguez 60) y gracias a ello hoy podemos estar orgullosos de tener mucamas y enfermeras, como también contamos con excelentes anestesistas, pediatras, neonatólogos y personal de terapia intensiva, entre muchas otras especialidades que incorporaron al hospital como propio".
     --¿Hasta qué punto una enfermera puede suplantar la labor del médico?
     --Siendo residente del Hospital de Clínicas las enfermeras me enseñaron a manejar los respiradores, para poder ventilar pacientes. En Estados Unidos una enfermera me enseñó a hacer el ecoestrés.
     "La medicina es un grupo de trabajo. Desde el portero que recibe a la persona y le toma los datos para internarse, pasando por quién lo transporta (camillero), y lo instala en una habitación limpia y adecuada para el cuidado de las enfermeras, todo debe estar acompañado de un profundo respeto y cariño. El médico es el último en aparecer, es quien menos contacto tiene con el paciente".
     
El mensaje
     "La salud no es solamente una actividad de los médicos o enfermeros, sino que actúa a través de la ciudadanía; la gente, los maestros, ingenieros, periodistas, etc. Cada uno difunde desde su lugar y aporta a la prevención. Los ingenieros hacen obras y mejoran la calidad del agua potable. Pocos saben que en el siglo pasado mucha gente moría de cólera y se pensaba que tomando cerveza de baja graduación alcohólica se eludía al tema. El inglés John Graut fue precursor en epidemiología. Preocupado por las estadísticas de la salud pública logró disminuir las tasas de mortalidad", dijo Rodríguez Vidal.
     "La salud actúa en toda la sociedad y es importante la labor de los padres en el hogar haciendo que los chicos se laven las manos antes de comer, que se cepillen los dientes, se cocinen bien los alimentos; los maestros lo enseñan en las escuelas y todos colaboramos. Igual con la basura, que se recoge diariamente o se selecciona para su reciclado. Todos aportamos para mejorar la salud", sostuvo.

Gran profesional
     El doctor Rubén Rodríguez Vidal ejerce en el Hospital Matera desde el año 1991. Se recibió de médico el 18 de diciembre de 1971 --se apresta a cumplir 42 años en el ejercicio-- y el próximo 6 de septiembre festejará 66 años. En Italia (Padova) obtuvo el doctorado en 1984. Es oriundo de Capital Federal y cursó en la UBA, en tanto realizó la residencia en el Hospital de Clínicas José de San Martín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trabajadores de la Salud Debemos Apropiarnos de Nuestro Destino

Estamos próximo a cumplir con nuestro deber cívico, lo cual creo importante más allá a quien vote, estamos transitando una falta de creci...