Las enfermeras reclaman que los traslados sean voluntarios en la reorganización de los hospitales

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha solicitado a Osakidetza que los traslados que se produzcan por la reorganización de los hospitales vitorianos de Santiago y Txagorritxu sean de carácter voluntario. Así se lo transmitió ayer a los responsables de Osakidetza durante la presentación de la propuesta de reorganización de servicios en los dos centros. El personal de enfermería es el más numeroso de los colectivos sanitarios que se van a ver afectados por los cambios. Entre 100 y 150 enfermeras podrían cambiar de centro.

Lourdes Tobarra, representante del SATSE en Álava, recalcó a este medio que la movilidad del personal resulta "fundamental" en el proceso que quiere desarrollar Osakidetza. "Vamos a trasladar nuestras propuestas, pero por encima de todo, lo que pedimos es que los traslados sean voluntarios". Desde Osakidetza se insiste en que su propuesta original es un documento de trabajo abierto a las sugerencias de los profesionales.

Los cambios empezarán en otoño con el traslado de las consultas externas al nuevo edificio construido cerca del actual Hospital de Txagorritxu.

Comentarios