Denuncian que pacientes pasan días en sillones por falta de camas


p. d. a.abcdesevilla / málaga
Día 01/08/2013 - 07.27h

Satse Málaga asegura que los recortes del SAS están provocando el colapso de Urgencias del hospital Clínico

Pacientes ingresados que llegan a esperar 48 horas en Urgencias hasta que queda una cama libre en planta. Esta es la dura denuncia que el Sindicato de Enfermería (Satse) realizó ayer contra el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y que focalizó en la situación que está viviendo el hospital Clínico de Málaga hasta el punto de hablar de «colapso» y «desbordamiento asistencial».

El sindicato remarcó que hay pacientes ingresados que incluso carecen de camilla y «están en sillones» varios días. Una situación que, según el delegado de Satse en el hospital, Francisco Reina, se agravará hoy con «el cierre de la planta de Medicina Interna, donde están hospitalizadas unas 30 personas que tendrán que ser reubicadas».

Reina presagió que el colapso será mayor por la falta de personal y criticó que ayer finalizaba el plazo para informarles de cuál sería el refuerzo estival sin obtener dato alguno.

«Esto es más de lo mismo», declaró recordando episodios similares que se transformaron en denuncias ante la Fiscalía, «pero agravado». «Esta situación está motivada por los recortes y la fusión de hospitales impulsada por la Consejería de Salud», manifestó el delegado de Satse, para añadir que no se les ha comunicado aún el refuerzo estival.

Entre 24 y 48 horas de espera

«Hoy miércoles –por ayer– son 27 los pacientes que esperan en Urgencias entre 24 y 48 horas para subir a una habitación y el centro se permite cerrar en el mes de agosto una unidad más. Un total de 38 camas menos que se suman a las ya cerradas en el mes de julio. En total, 186 camas de hospitalización en desuso», añadió el representante sindical.

Satse habla de que la falta de camas en el hospital Clínico de Málaga es crónica: «Cuando el número de pacientes ingresados repartidos por todo Urgencias aumenta, se habilita eventualmente un módulo destinado para los cuidados y vigilancia en la que sólo tienen cabida 10 enfermos y que no cuenta con dotación de personal, por lo que en determinados turnos no tienen asignados un enfermero responsables de sus cuidados».

Riesgo en la seguridad

El sindicato advirtió de que «este incremento de la demanda asistencial, de forma descoordinada, desorganizada y ausente de previsión y planificación, genera una situación de descontrol en las tareas a desempeñar por los profesionales, ocasionando riesgo en la seguridad y salud de pacientes y profesionales».

«La situación se hace más sostenible gracias al esfuerzo de los profesionales, que no cesan en prestar su atención a todos y cada uno de los pacientes en un entorno que se convierte hostil», destacaron, para precisar que no se ha producido ningún episodio de violencia contra el personal.

Comentarios