Enfermeras del Área de Talavera ofrecen consejos para la prevención de accidentes infantiles en verano

Con la llegada de las vacaciones, llega el tiempo para disfrutar y divertirse pero también, los posibles peligros; de hecho, gran parte de los accidentes infantiles se producen en verano. Así, María Carmen Sánchez y , enfermeras residentes de Enfermería Familiar y Comunitaria del Área de Salud de Talavera de la Reina (Toledo) alertan de los peligros para los más pequeños durante la época estival y ofrecen una serie de consejos prácticos para evitarlos.

Estas enfermeras insisten en que hay que tener especial precaución con el sol. Se trata de una "excelente" fuente de vida que estimula la síntesis de vitamina D, produce un aumento de la resistencia de la piel a las agresiones externas y fortalece las defensas. S

Sin embargo, indican que hay que actuar con cierta prudencia con los niños para evitar que la acción de los rayos solares de lugar a quemaduras, al golpe de calor y en último extremo a una insolación.

¿CÓMO ACTUAR ANTE UNA QUEMADURA SOLAR?

En este sentido, señalan que la quemadura solar es una reacción de la piel a la exposición de los rayos ultravioleta. Los síntomas más comunes van desde el enrojecimiento de la piel hasta la aparición de ampollas y fiebre.

Si ésta fuera de poca intensidad se debe poner al niño a la sombra, aplicar paños húmedos con agua fría entre 10-20 minutos de forma repetida hasta la remisión de los síntomas y administrar líquidos como agua o solución oral rehidratante.

En caso de que la quemadura sea intensa, las enfermeras señalan que es necesario acudir a un servicio de urgencias "lo antes posible".

SEGURIDAD EN LOS VIAJES

En verano se producen numerosos desplazamientos para viajar a algún lugar de vacaciones. Por ello, estas enfermeras recuerdan que los niños deben ir sentados en la silla trasera cumpliendo las condiciones de seguridad reglamentarias.

El riesgo también se produce en la piscina y en la playa. Para prevenir ahogamientos infantiles los padres y cuidadores deben de ser muy responsables y estar muy pendientes en todo momento de los niños a pesar de la presencia del socorrista.

Con respecto a las piscinas de plástico es imprescindible asegurarse de que cumplen con la normativa de seguridad y no dejar a los pequeños solos sin la supervisión de un adulto.

En casa también existen casos de riesgo de accidentes infantiles, por eso es aconsejable, por ejemplo, poner los productos de limpieza, medicamentos o artículos de cosmética fuera del alcance de los niños.

HAY QUE RECORDAR QUE

Estas diplomadas en enfermería recuerdan que los bebes y los niños son más sensibles al calor, ya que su capacidad de autorregulación de temperatura corporal es inmadura; se debe evitar la exposición directa del sol en menores de seis meses y proteger al bebe con gorro, sombrilla en la silla de paseo y ofrecerle agua o líquidos frecuentemente.

En relación a los protectores solares, se debe probar primero en la muñeca del niño para asegurarse de que la piel tolera el producto y no provoca una reacción alérgica. Asimismo es importante aplicar el protector media hora antes de salir de casa y posteriormente cada dos horas.

Las mismas medidas de precaución hay que tener en cuenta los días nublados, ya que el 90 por ciento de las radiaciones solares no son filtradas por las nubes y pueden presentarse igualmente serias quemaduras en la piel.

Comentarios