Las enfermeras, obligadas a emigrar

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado el creciente número de profesionales que se ven obligados a emigrar en busca de trabajo a otros países que, a diferencia de lo que ocurre en nuestro país, saben aprovecharse de su buena formación y cualificación en beneficio de la salud de sus ciudadanos.

Tras conocerse que el Gobierno alemán ha vuelto a fijarse en España para contratar a 30.000 profesionales sanitarios, fundamentalmente enfermeras y auxiliares, SATSE ha criticado que nuestro país siga sin ofrecer las oportunidades laborales que el colectivo enfermero se merece tras años de formación y preparación.

 

Así, apunta que "mientras nosotros seguimos desperdiciando a nuestras enfermeras, otros las aprovechan al máximo". La política de captación de profesionales sanitarios de Alemania es un buen ejemplo, a su juicio, de "cómo otros países consiguen, a nuestra costa, beneficios inmediatos en sus servicios de salud a coste cero".

 

 

 

En este sentido, la organización sindical ha recordado que, mientras que en España se ha registrado un incremento del paro en la profesión superior al 400 por ciento en los últimos años, distintos países de nuestro entorno no cesan de demandar profesionales para cubrir puestos de trabajo.

 

España no sólo es el último país europeo, junto a Polonia, en número de enfermeras por 1.000 habitantes, sino que la tendencia, en lugar de mejorar, está empeorando, con un descenso de 5,5 profesionales por 1.000 habitantes a 5,3 entre 2011 y 2012, según refleja el último informe de la OCDE. La media europea supera los 9 profesionales por 1.000 habitantes.

 

Ilógico

 

Según el Sindicato de Enfermería, es "totalmente ilógico" que un país con muchos menos profesionales en activo esté suministrando a otros los recursos humanos adecuados para aumentar y mejorar sus plantillas y, de esta manera, ofrecer una mejor atención sanitaria a sus ciudadanos.

 

Ante esta realidad, SATSE vuelve a pedir a las distintas administraciones sanitarias que inviertan en enfermería porque, además de suponer una inversión en salud lo es también en ahorro de gasto sanitario y, por ende, en sostenibilidad de nuestro sistema sanitario.

 

En concreto, la organización sindical viene reclamando en las negociaciones mantenidas con el Gobierno el desarrollo de políticas activas de promoción del empleo enfermero que beneficiarán a la población, a los profesionales y al sistema sanitario en su conjunto, el cual se enfrenta a importantes retos futuros en los que la enfermería tiene mucho que decir, como el creciente envejecimiento de la población, o la atención a la cronicidad y la dependencia.

 

Comentarios