Médicos y enfermeros se forman en La Línea en reanimación pediátrica

La actividad se lleva a cabo de forma periódica en el hospital linense a cargo de su personal

El hospital de La Línea acogió ayer un taller sobre reanimación cardiopulmonar pediátrica y neonatal, organizado por personal de la Unidad de Pediatría del Hospital linense, y en el que participaron 20 alumnos, entre pediatras de Atención Primaria, Intensivistas y enfermeros de los servicios de Urgencias Hospitalarias, Hospitalización Pediátrica, Atención Primaria y Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias de los centros de salud del Área Sanitaria del Campo de Gibraltar. 

La acción formativa, que se realiza de forma periódica en el centro linense, tiene como objetivo ofrecer a los participantes conocimientos, habilidades y aptitudes suficientes para ser capaces de reconocer las situaciones que ponen en peligro la vida y actuar con prontitud, aplicando todas las técnicas integradas de soporte vital avanzado pediátrico y neonatal, de acuerdo a las recomendaciones actuales del Consejo Europeo de Resucitación Cardiopulmonar y del Plan Nacional de Resucitación Cardiopulmonar. 

El Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, destinado a dar una respuesta integral y continua a las urgencias y emergencias sanitarias originadas en el ámbito de la comunidad autónoma, incluye, entre otros muchos aspectos, la formación constante del personal sanitario en soporte vital favoreciendo un perfil de profesional en este tipo de situaciones críticas para el paciente. En ese sentido, los cursos realizados en el Área Sanitaria incluyen aspectos como la secuencia de actuación en el soporte vital básico en adultos o la reanimación cardiopulmonar básica en los niños y lactantes. 

El Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias señala que los cinco minutos posteriores a una parada cardiorrespiratoria son cruciales para el paciente, ya que en este tiempo la falta de oxígeno y sangre en el cerebro pueden causar daños irreversibles e incluso la muerte. Por este motivo, es fundamental que, ante una situación de este tipo, la persona que tiene el contacto inicial con el afectado actúe de forma inmediata, alertando a los equipos de emergencias sanitarias y aplicando entre tanto técnicas de reanimación básicas, como la ventilación boca a boca y el masaje cardíaco externo.

Comentarios