19 jun. 2014

Fraude en el reclutamiento de enfermeros españoles para trabajar en Alemania

Imagen del Día Internacional de la Enfermería.
Imagen del Día Internacional de la Enfermería.

Con la excusa de que aun no dominan la lengua germana son contratados como auxiliares, titulación de formación profesional, y no como enfermeros, titulación de graduado universitario.

 

Alemania es un pésimo destino para los enfermeros y enfermeras españoles. A pesar de ser cientos los puestos de trabajo allí ofertados para nuestros profesionales en paro, la Organización Colegial de Enfermería lleva meses dando la voz de alarma por las condiciones laborales que se están encontrando aquellos que viajan a tierras germánicas. Allí son obligados a trabajar como auxiliares, sometidos a la diciplina del empresario contratante que se reserva el derecho de decidir cuáles son sus funciones, someterles a guardias continuadas sin descanso y forzarles a cambiar de ciudad de residencia con un preaviso de pocas horas.

En los últimos meses, el Consejo General de Enfermería ha venido denunciando ante los medios de comunicación la situación injusta que están viviendo la mayoría de los enfermeros y enfermeras españoles que se han ido a trabajar a Alemania. Su presidente, Máximo González Jurado ha puesto en marcha Euronursing, un servicio gratuito creado por esta institución enfermera para prestar asistencia y amparo jurídico a los numerosos profesionales afectados. Todos ellos enfermeros jóvenes que se encuentran que, lo que podía ser una aventura profesional apasionante e inolvidable, se convierte en una pesadilla. Y es que, una vez en Alemania, el panorama que se encuentran en desolador: con la excusa de que aun no dominan la lengua germana son contratados como auxiliares (titulación de formación profesional) y no como enfermeros (titulación de graduado universitario), tienen que realizar funciones muy inferiores a su categoría profesional y se ven obligadas a firmar contratos con cláusulas que rayan la ilegalidad. 

Una situación injusta donde se da, además, una circunstancia especialmente sangrante. Los enfermeros españoles, que están internacionalmente considerados entre los mejores del mundo por su preparación académica y sus competencias, son obligados a trabajar como auxiliares en Alemania para unas enfermeras germanas cuya preparación, competencia y funciones está a años luz de la nuestra. Una de las enfermerías más avanzadas del mundo trabajando como auxiliar para una de las enfermerías más básicas. Es decir, el mundo al revés.

Los enfermeros españoles que se van a Alemania, lo hacen reclutados por empresas de captación, la inmensa mayoría de ellas creadas sólo para este fin y por personas sin experiencia alguna en este sector. Además los profesionales se ven engañados para que firmen contratos que, en muchas ocasiones, ni siquiera se les facilita en español y contienen cláusulas abusivas e incluso ilegales. Así el día que empiezan a trabajar se encuentran con que el empresario puede obligarles a que cambien su ciudad de residencia avisando con tan sólo unas horas de antelación – lo que ha obligado a perder la fianza a aquellos que habían alquilado un apartamento –, tienen que hacer todas las guardias que establezca su servicio aunque no medie descanso de por medio y en su tiempo libre están obligados a hacer un curso de alemán que está valorado en más de 5.000 euros, cantidad, que por cierto, están obligados a pagar de su bolsillo si se vuelven a España antes de que transcurra un año tras su llegada a las tierras germánicas.  

La pregunta que le viene a uno la cabeza es: ¿por qué  entonces se van a Alemania para ser maltratados de esta manera? La respuesta es sencilla, para conseguir trabajo, porque si se quedan en España no tienen ni siquiera la oportunidad de ejercer un solo día la profesión que en su día eligieron. 

Y es que hace diez años la enfermería era una profesión sin apenas paro en nuestro país. Con excepción de tres comunidades autónomas, concretamente Andalucía, Extremadura y Murcia, el numero de profesionales desempleados era prácticamente el necesario para poder garantizar la cobertura de bajas y relevos generacionales. Los nuevos enfermeros comenzaban a trabajar poco a poco primero cubriendo dichas bajas y posteriormente periodos cada vez más largos. De esta manera, iban acumulando la experiencia necesaria para ir posicionándose en lasbolsas de empleo cada vez mejor y optar a las ofertas de trabajo más atractivas hasta finalmente conseguir un contrato indefinido o incluso una plaza en propiedad.

Del pleno empleo al paro en cadena  

Sin embargo, hoy la situación ha dado un vuelco sin precedentes en la historia de la sanidad española. El paro en enfermería se ha disparado hasta acumular más de 21.000 desempleados, se han destruido más de 18.000 empleos enfermeros, no se cubren apenas bajas y mucho menos relevos generacionales y los recién graduados no tiene oportunidad alguna de trabajar ni un solo día al año para poder acumular experiencia. Las pocas contrataciones que se realizan para cubrir bajas se las lleva alguno de los  enfermeros y enfermeras que han terminado en el paro después de varias décadas trabajando porque al menos ellos sí han conseguido acumular experiencia. Experiencia que, todo sea dicho, por ahora sólo les sirve para tener ventaja frente a sus compañeros más "novatos" y conseguir un empleo precario y temporal. Frente a esto, los enfermeros recién graduados tardan varios años en conseguir su primer trabajo que, además, será el más precario de los ofertados puesto que sus compañeros con más experiencia tendrán siempre prioridad frente a ellos.

Ante una tesitura como esta, la única opción que existe para que los enfermeros jóvenes puedan empezar a trabajar de inmediato en aquella profesión para la que se han preparado los últimos cuatro años, no es otra que emigrar. Y a aquellos países que ofrecen puestos de trabajo enfermeros son, ordenados por el numero de plazas que ofertan en España, Alemania, Gran Bretaña, Finlandia y Holanda. De todos ellos tan sólo el primero es está generando irregularidades de forma sostenida, en el resto los profesionales están trabajando sin problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El 21 de septiembre se conmemora en todo el país el Día de la Sanidad

El 21 de septiembre se conmemora en todo el país el Día de la Sanidad . Conforme a lo dispuesto en el Estatuto de los Trabajadores de la Sal...