29 oct 2014

Enfermeros relacionan seis nuevos casos de 'klebsiella' con la falta de personal

El hospital niega que exista un brote Satse habla de tres pacientes de nefrología, dos de UCI y uno de digestivo con la bacteria
A menor personal, las infecciones que se contraen cuando se está hospitalizado crecen. Así lo consideran desde el sindicato de enfermería Satse, que encuentra una relación directa entre la falta de trabajadores en el Hospital Regional de Málaga y la aparición de seis nuevos casos de klebsiella. Aseguran que se han detectado tres en la unidad de nefrología, dos en la de cuidados intensivos (UCI) y otro más en la de digestivo, "además de otros por confirmar", y de pacientes que han superado el ataque de esta bacteria y han sido dados de alta. El hospital, por su parte, niega que exista un brote y asegura que "las infecciones están permanentemente en todos los hospitales, conviven con nosotros, no hay ningún hospital en el mundo con infección nosocomial cero". 

Sin embargo, Satse asegura que "según todos los técnicos en materia epidemiológica, nos dicen que las infecciones que se adquieren estando dentro del hospital, nosocomiales, van creciendo proporcionalmente al déficit de personal de enfermería", explica José María de la Rosa, delegado sindical en el Regional. Y agrega que "cuanto menos personal, los errores van incrementándose, uno no puede suplir la actividad de otra persona y eso va pasando factura, a los trabajadores y, en mayor grado, al paciente". 

De la Rosa asegura que, por el momento, han detectado seis nuevos casos de klebsiella, una bacteria que "para la persona inmunodeprimida sí es de mucho cuidado, hay que atacar con una batería fuerte de antibiótico". Y destaca que hay un incremento de las infecciones nosocomiales lo que "es una alarma importante". La respuesta del hospital es, sin embargo, contraria a esta afirmación. "No ha habido ni hay un incremento en la tasa de infecciones nosocomiales, tampoco hay ningún brote", contestaron ayer. "Las unidades siguen, como es habitual, las pautas de actuación en la prevención de estas infecciones establecidas por la Comisión de Infecciones sin incidencias que destacar". 

Sin embargo, De la Rosa apunta que, además de la sobrecarga de trabajo de los enfermeros y la falta de descanso, "al no hacer éstos más turnos extra ni más contrataciones por parte del SAS, el hospital se ha visto obligado a mover a unidades que no le corresponden a los enfermeros". Esto supone, según Satse, dejar "más mermada la asistencia en hospitalización para cubrir la UCI o las urgencias y tener a los profesionales desubicados" en puestos en los que no se desenvuelven normalmente. 

En cuanto a los cinco contratos que se realizaron de personal de enfermería para el Regional la pasada semana, desde Satse denuncian que tan sólo cubren esta semana, que se hicieron al 75% y sólo para UCI y Urgencias. "Eso no da para nada, sólo para decir que se hacen contratos según las necesidades", critica De la Rosa y apunta que tan sólo están al cien por cien los trabajadores fijos. Desde hace tres años, subraya, "no se sustituye ninguna jubilación y los pocos contratos que se hacen son al 75%. La merma en cuanto a actividad y cobertura es impresionante". 

En cuanto a la bacteria, en 2012 se registró un brote en el Regional que infectó a 40 pacientes y al que se vinculó la muerte de dos personas, ya que la klebsiella puede agravar la situación de personas frágiles e inmunodeprimidas. En 2013 volvieron a registrarse casos que hicieron saltar las alarmas, aunque fuentes sanitarias afirman que el 7% de los pacientes suelen contraer gérmenes durante su estancia hospitalaria. 

La klebsiella es un germen que suele estar en el intestino de las personas, pero en pacientes graves a veces muta y los infecta de manera oportunista. En los hospitales concurren dos factores que propician su propagación: que los pacientes están más inmunodeprimidos de modo que son más vulnerables y que las bacterias se vuelven multirresistentes a los antibióticos. Hay dos tipos de afectados. Los infectados, que son los que necesitan antibióticos para combatir la bacteria. Los colonizados, que no han desarrollado la infección, pero que tienen el germen. Se trata de un germen difícil de erradicar, según los profesionales, pero aclaran que normalmente no causa infecciones importantes en personas sanas, sino que suele atacar a aquellas que están más débiles debido a las enfermedades por las que fueron ingresados en el centro sanitario

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Enfermeria un año luchando contra Covid-19

Estamos en el aniversario de la llegada del coronavirus a la  Argentina, donde tuvimos que organizar en tiempo récord,  atender un caso, otr...