13 nov 2014

Embarazada ebria, detenida por golpear a médica, enfermero y policía

Una mujer embarazada de ocho meses, en estado de ebriedad, fue detenida tras golpear a una médica y a otras personas en la guardia del Hospital Cullen, en la ciudad de Santa Fe. 

El episodio ocurrió cuando la mujer, de 32 años, llegó al servicio de guardia y aparentemente enfureció al no ser atendida con celeridad y comenzó a discutir con la médica de guardia, llamada María Alejandra Arredondo, hasta que le pegó una trompada en el rostro.

Inmediatamente, la mujer también agredió a un bioquímico, varios enfermeros y un policía, cuando salieron en defensa de la médica, según informaron medios locales. 
Finalmente, la agresora fue reducida, detenida y remitida a la comisaría cuarta. 

Roberto Chito, director del hospital, pidió "ayuda" a las autoridades para controlar "la violencia dentro del hospital". "Soy médico, no soy estudioso de la seguridad. Lo único que puedo decir es que estamos a disposición de quién lo sepa y de quién nos diga qué hacer en estos casos. Por nuestra parte, estamos abocados a hacer lo que podemos hacer dentro del hospital, de puertas adentro, pero necesitamos la ayuda de alguien que imparta autoridad, que controle la violencia", expresó el director. 

"El hospital tiene que tener sus puertas abiertas para todo aquel que requiere una solución a su problema de salud. Para lo otro, tenemos que controlarlo un poco más. No creo que la forma sea cerrando las puertas, pero teniendo un control más estricto sobre a qué ingresa (cada persona) al hospital", añadió en declaraciones a la radio LT10. 

El hecho fue repudiado categóricamente por el Sindicato de Médicos de la República Argentina (AMRA) Seccional Santa Fe, que advirtió que se trató de un "nuevo episodio de violencia ocurrido en un Hospital público". 

En un comunicado, AMRA marcó que en el momento del incidente "había un efectivo policial que se encontraba haciendo tareas "administrativas". "Desgraciadamente, aquella promesa por parte del gobierno provincial de llevar adelante rondas preventivas en períodos no superiores a 4 horas por parte de los agentes policiales, no sólo en el Hospital Cullen sino en otros nosocomios de la ciudad, se concretan nada más que unos pocos días posteriores a conocerse una noticia de este tipo y luego se diluyen en el tiempo sin ninguna respuesta duradera", se señaló en el comunicado. 

Para el sindicato, con este panorama, el personal de los hospitales está "a la deriva" y expuesto a la violencia. "AMRA, como representante de todos los profesionales de la salud, exige a las autoridades ministeriales (tanto de seguridad como de salud) que se extremen las medidas de seguridad a los fines de que el trabajador sanitario pueda desarrollar su labor sin tener que padecer este tipo de situaciones desagradables", se expresó por último

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Enfermeria un año luchando contra Covid-19

Estamos en el aniversario de la llegada del coronavirus a la  Argentina, donde tuvimos que organizar en tiempo récord,  atender un caso, otr...