12 oct 2014

¿Quién cuida a nuestros enfermeros?

Prejucios entigmatizan a esta profesión, donde difícilmente se recupera a nivel social la importancia y necesidad de estos trabajadores de la salud en la vida cotidiana de enfermos e instituciones. "Hay que velar por la formación de calificados profesionales en el área" afirma Gretel Desmery, directora de la Escuela de Enfermería de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral.

Por Gretel Desmery (*)

Vamos al hospital a ver a un amigo recién operado. La habitación, en silencio casi absoluto, recibe el eco de algunas voces de los pasillos. Sigilosamente, una enfermera entra para realizar chequeos de rutina. Todo parece estar en condiciones. "Se va a poner bien", comenta la joven, antes de retirarse, con una sonrisa. "Viene mejorando día a día".

La puerta se cierra. El horario de visitas termina, mientras que nuestro amigo descansa a la espera de su recuperación. Un equipo de médicos y enfermeros lo atiende para que así sea.

Las escenas de este tipo se repiten una y otra vez, día y noche, en todos los hospitales de la Argentina. Desde la guerra de Crimea -el conflicto que vio nacer a la primera enfermera, Florence Nightlingale- hasta nuestros días, los enfermeros han ocupado un rol trascendental para acompañar a quienes padecen problemas de salud.

La enfermería abarca los cuidados, autónomos y en colaboración, que se prestan a las personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o sanos, en todos los contextos e incluye la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, y los cuidados de los enfermos, discapacitados, y personas moribundas.

Las funciones esenciales de la enfermería son la defensa, el fomento de un entorno seguro, la investigación, la participación en la política de salud y en la gestión de los pacientes y los sistemas de salud, y la formación, entre otras.

Sin embargo, la profesión carga con el peso de preconceptos sociales falsos, tales como "¿Para qué estudiar enfermería si podes estudiar medicina?"; "¿Es enfermería una opción de desarrollo profesional?".

Con solo observar la compleja realidad, se puede entender que la salud adquiere un lugar importante en la agenda global y se encuentra vinculada con las condiciones de desarrollo de los países. En este contexto, los recursos humanos en salud adquieren relevancia.

Según la doctora Silvina Malvarez, "el cuidado de la salud en las Américas depende mucho del rol que jueguen las enfermeras. Sin enfermeras y sin enfermería, será imposible lograr una atención adecuada en cantidad y calidad".

A partir de los datos del Observatorio de Recursos Humanos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se indica que, para 2012, que Canadá era el país con mayor número de enfermeras por cada 10.000 personas (93), seguido por Estados Unidos (85).

En América latina, Perú (9,5), Colombia (8), Brasil (7,1), Ecuador (6,5) y Bolivia (5,5) son los países con la mayor cantidad. En la Argentina, hay 3,8 enfermeros por cada 10.000 habitantes (incluye enfermeros profesionales y licenciados en enfermería), según los indicadores básicos del MSN (2012).

Un informe publicado en 2013 por el Observatorio Sindical de la Salud Argentina agrega más datos al respecto: 45 años es el promedio de edad de la fuerza de trabajo de enfermería; 50% se encuentra entre los 36 y 53 años y 10% tiene más de 58 años.

En este escenario, la conformación de una fuerza de trabajo de enfermería suficiente, calificada y pertinente, resulta ser crítico a los fines del cuidado de la salud de las personas, las familias y la comunidad. Es importante realizar una intensa acción de sensibilización sobre este problema.

Las instituciones educativas son un actor principal y hay que velar por la formación de calificados profesionales de enfermería. Cierto estigma social difundido es muchas veces el principal obstáculo para que las nuevas generaciones no se interesen por la carrera.

Esta tendencia comenzará a revertirse cuando se comprenda el verdadero valor de la profesión y allí, los educadores deberán ser los primeros en impulsar un nuevo paradigma.

(*) GRETEL DESMERY es directora de la Escuela de Enfermería de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Enfermeria un año luchando contra Covid-19

Estamos en el aniversario de la llegada del coronavirus a la  Argentina, donde tuvimos que organizar en tiempo récord,  atender un caso, otr...