1 dic 2014

La falta de enfermeros es un dolor de cabeza para el Castro Rendón

La solución es que se nombre más personal. Hoy afecta al lactario, sector que atiende menos horas y perjudica a madres que no pueden sacarse leche.
Neuquén
La falta de enfermeros en sectores clave del Castro Rendón preocupa al personal, a los gremios y también al director Adrián Lammel, quien admitió la escasez ante los problemas ocurridos el último mes en el lactario del hospital.
Esta situación impide que un grupo de madres internadas y otras que tienen a sus bebés prematuros en el sector de Neoterapia no puedan sacarse leche para alimentar a sus hijos, ya que el lugar hay días que está cerrado por falta de enfermeras.
Lammel admitió que el sector no funciona al 100% y afirmó que esto podría solucionarse si hubiera nuevos nombramientos, algo que, según indicó, espera desde 2012. "Para que el hospital funcione sin falencias esperamos que se nombren 44 cargos, siendo Enfermería el de mayor necesidad", dijo y agregó que "esto repercute en distintas áreas y una de ellas es el lactario".   
Familias preocupadas
El lactario, que atiende a unas 35 madres, debería funcionar de 6 a 21 con un ideal de seis enfermeros. En la actualidad, hay solo dos y muchas veces queda a cargo de una enfermera, lo que reduce el tiempo de funcionamiento de 7 a 13 y de 15 a 19, es decir, unas cinco horas menos que las estipuladas. Al mismo tiempo, repercute negativamente en los bebés, muchos de ellos prematuros, que necesitan la leche de sus mamás.
"A veces quedan madres sin poder sacarse la leche", aclaró una de las enfermeras, quien contó que esta situación no es nueva pero que pasa el tiempo y las respuestas no llegan. También explicó que hoy trabajan con una sola máquina para sacar leche, cuando lo ideal sería tener al menos dos equipos.
"El fin de semana pasado estuvo cerrado. Ya no sabemos qué hacer porque hemos enviado notas a todos lados pero no nos den una solución", señaló Lucas Souza, padre de un bebé.  
"Cada tres o cuatro horas necesitamos sacarnos leche, pero por falta de personal el lactario muchas veces está cerrado", contó Romina, madre de Luca, bebe prematuro que nació hace 20 días.
Esta situación, además, influye en la salud de las trabajadoras, ya que algunos deben hacer jornadas de 12 y hasta más horas generando dificultades para su calidad de vida.  
Aunque aseguran que la solución no llegará en lo inmediato, esperan que la próxima semana se desarrolle sin problemas. Mientras, aguardarán que desde la cartera provincial dispongan de más personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Enfermeria un año luchando contra Covid-19

Estamos en el aniversario de la llegada del coronavirus a la  Argentina, donde tuvimos que organizar en tiempo récord,  atender un caso, otr...