Travesía solidaria finalizó con enfermeros varados

VIAJABAN AL IMPENETRABLE CHAQUEÑO

Se les rompió en Santa Fe el micro con las donaciones



La adversidad le puso palos en la rueda a las ganas de ayudar de un grupo de platenses. Los "enfermeros solidarios" que habían salido de nuestra ciudad días atrás con la ilusión de llevar donaciones y sus conocimientos sanitarios a comunidades postergadas del chaco formoseño, debieron regresar con las manos vacías al punto de partida por problemas mecánicos en el micro que los transportaba hacia el noreste de nuestro país.

La fallida expedición fue protagonizada por 21 trabajadores de la salud y voluntarios; varios de ellos aseguran que no se darán por vencidos y en breve volverán a intentar darle un final feliz.

Habían partido desde nuestra ciudad el miércoles, cargados con sillas de ruedas, insumos medicinales, remedios, alimentos, juguetes, ropas y calzado para chicos, que recolectaron laboriosamente durante semanas. Y tenían como principal destino Posta Cambio Zalazar, pequeña localidad de menos de mil habitantes cercana a la frontera con Paraguay, a 300 kilómetros de la capital de la provincia de Formosa, vecina de colonias aborígenes como La Esperanza, El Descanso, Santa Rosa y Pozo Hondo.

También pensaban hacer su aporte en pueblos del Impenetrable. Pero poco después de pasar por Rosario, en Roldán, Santa Fe, su colectivo dijo basta. "Se rompió el sistema hidráulico del micro que solidariamente nos transportaba" explicó Santiago Cardozo, uno de los miembros del contingente.

CAMBIO DE PLANES

A través de la cuenta de facebook de Enfermeros Solidarios, Cardozo destacó que después de estar tres días esperando ayuda e intentando financiar el arreglo, varados con "poca señal, poca batería y mucha ayuda de la gente del lugar", lograron comprar el repuesto y pagar la mano de obra. Pero no fue posible seguir.

"Quiero seguir al objetivo y entregarles a los pueblos originarios olvidados un poco de aquello que necesitan, pero no están dadas las condiciones" admitió ayer Cardozo: "para peor, los caminos en el Impenetrable y Posta Zalazar están muy castigados por la lluvia".

Los enfermeros platenses adelantaron que "hemos cuidado los que nos encomendaron, que son las donaciones; no perdimos nada. Y vamos a hacer todo lo posible para que cuanto antes se den las condiciones como para hacer llegar la ayuda a destino. Volveremos".

Comentarios