Necesita 3.500 enfermeros para igualarse a la media del resto de España

La provincia es la penúltima del país en el número de estos profesionales por cada 100.000 habitantes, según el Consejo General de Enfermería


Málaga está situada en la penúltima posición en España en cuanto al número de profesionales de enfermería por habitantes. La provincia ocupa el puesto 51 de un total de 52, con una ratio de 328 enfermeros por 100.000 habitantes (sumando los de la sanidad pública y los de la privada). Sólo Granada está por detrás, con una ratio de 325 profesionales. La media española es de 546 enfermeros por cada 100.000 personas. Esos datos aparecen en un informe del Consejo General de Enfermería de 2015 en el que se analizan los recursos humanos sanitarios en España y en la Unión Europea (UE). Esto quiere decir que Málaga necesitaría 3.559 enfermeros más para igualarse a la media española.

El estudio deja bien clara la pésima posición de Málaga que, en relación a Europa, necesitaría 8.115 enfermeros más (en 2015 disponía de 5.357 entre la sanidad pública y la privada) para llegar a la ratio del resto del continente, que es de 825 por cada 100.000 habitantes.

«La situación de la enfermería malagueña es mala, porque está infravalorada en cuanto a recursos humanos se refiere. Estamos a la cola de España y de Andalucía. Es necesario que haya un aumento de las plantillas para poder hacer frente con garantías a las necesidades de la población», afirmó ayer a este periódico el presidente del Colegio de Enfermería de Málaga, Juan Antonio Astorga. En términos parecidos se expresó el secretario provincial del Sindicato de Enfermería (Satse), Juan José Sánchez. Los dos consideran que es imprescindible llevar a cabo un aumento de la dotación de enfermeros tanto en la sanidad pública malagueña como en la privada.

Labor encomiable

En el citado informe del Consejo General de Enfermería se dice que el Sistema Nacional de Salud español está considerado como el séptimo mejor del mundo. «Sin embargo, tal y como se demuestra en este análisis, la ratio de enfermeros por cada 100.000 habitantes en España está muy lejos de la media de los países de nuestro entorno. Esto da una idea muy clara de la encomiable labor que están desarrollando los enfermeros españoles, poniendo todo lo que está en su mano, e incluso más, para poder ofrecer a los ciudadanos una asistencia sanitaria excelente».

Todas las provincias españolas, salvo Navarra, están por debajo de la ratio europea, una circunstancia que en el caso de Málaga es especialmente negativa, ya que ocupa el penúltimo lugar. Ese dato confirma la necesidad que tiene la provincia malagueña de ser dotada con un incremento de profesionales de enfermería. Pese a ese déficit, los recortes aplicados en los últimos años han rebajado las plantillas, denunció el Satse. Según datos facilitados por el citado sindicato, extraídos del portal de transparencia de la Consejería de Salud, en el tercer trimestre de 2015, un total de 3.837 profesionales de enfermería trabajaban en Málaga en la sanidad pública, lo que suponía 453 enfermeros menos que en 2012.

«Los centros sanitarios públicos malagueños cuentan con unas plantillas muy disminuidas. Los recortes han hecho mucho daño. Además, no se cubren las bajas laborales ni los permisos de corta duración», aseguró Juan José Sánchez. La suma de esos factores provoca una sobrecarga de trabajo en los hospitales y en los centros de atención primaria y pone en riesgo, en algunos servicios, la atención que se da a los pacientes», manifestó el secretario provincial del Satse. A su juicio, es imprescindible adecuar las plantillas a las cargas reales de trabajo. Por eso, el Satse considera que la sanidad pública de Málaga necesita con urgencia 800 enfermeros más para que se produzca una equiparación con la media andaluza.

Paradójicamente, mientras que Málaga está a la cola de España en el número de enfermeros, muchos profesionales malagueños se ven en la necesidad de irse al extranjero en busca de una salida laboral que aquí no se les ofrece. «Si el talento se marcha fuera y nos quedamos sin gente muy bien preparada, nos encontramos ante un fracaso», significó Juan Antonio Astorga, en referencia a los 800 enfermeros malagueños que solicitaron al colegio un documento para poder ejercer en el extranjero (un centenar en 2015), en su mayoría en Reino Unido. A ese respecto, el Colegio de Enfermería está buscando alternativas para favorecer el regreso de los que emigraron para poder trabajar. Según Astorga, es una la vergüenza que haya profesionales de enfermería fuera, porque no encuentran trabajo en Málaga, a pesar a estar muy bien formados.

Estabilidad del empleo

Por su parte, la Consejería de Salud, a preguntas de SUR, señaló que «es una prioridad la estabilidad del empleo y la recuperación de derechos perdidos en la sanidad pública andaluza». Salud indicó que «se trabaja permanentemente por la estabilidad en el empleo, por la incorporación de nuevos profesionales a la plantilla y por la recuperación de derechos perdidos como consecuencia de la crisis económica y de las medidas adoptadas en esta materia por el Gobierno de la nación». En ese sentido, la consejería puso como ejemplo que la última oferta pública de empleo aprobada para el SAS en 2016 contempla 1.481 plazas de enfermería, de las que 1.138 serán para personas que se incorporarán al sistema sanitario público. Las 343 restantes son plazas que, al ofertarse por el sistema de promoción interna, permitirán mejorar la situación laboral de trabajadores actuales del SAS. Esa OPE también oferta 49 plazas de matronas: 38 libres y 11 de promisión interna.

Salud precisó que con esa oferta de plazas, cuyo decreto fue publicado el pasado 22 de marzo en el BOJA, se alcanza por primera vez en tres años el cien por cien de la tasa de reposición, «que ha estado sometida en estos últimos años a restricciones marcadas por el Gobierno de la nación». Así, queda cubierta toda la capacidad de creación de plazas de carácter fijo que tenía la Consejería de Salud. Asimismo, se refirió a que el pasado mes de enero se realizaron los exámenes de las tres ofertas de empleo público (2013, 2014 y 2015) del SAS, en las que se convocaron 831 plazas de enfermería y 746 de auxiliar de enfermería.

Comentarios