Suspenden otras once intervenciones en el tercer paro del 'Código Infarto

Los portavoces de los trabajadores tienen previsto reunirse hoy con el director gerente.
La tercera jornada de huelga convocada por el Satse en la plantilla adscrita al Código Infarto supuso ayer la paralización de tres quirófanos de Hemodinámica en el Hospital Virgen del Rocío y de otros tres en el Hospital Macarena; lo que se tradujo en la suspensión de once intervenciones.   Los servicios mínimos garantizaron durante toda la jornada la asistencia a los enfermos en Urgencias y Emergencias. 

 
"El 100% de la plantilla secundó la huelga, sólo trabajó el personal en servicios mínimos", explicó ayer Reyes Zabala, portavoz del sindicato de Enfermería Satse en Sevilla. 
El Código Infarto es un protocolo asistencial ideado para dar una respuesta ágil a personas que sufren una parada cardiorrespiratoria, al facilitar la aplicación del tratamiento más eficaz ante un infarto de corazón, la angioplastia primaria. Este procedimiento requiere de salas especializadas de Hemodinámica y de personal cualificado, que tiene que permanecer de guardia localizada las 24 horas. El protocolo del Código Infarto reconoce desde 2006 la presión asistencial que supone su aplicación. Los trabajadores han visto aumentar la presión asistencial en torno a un 30% o un 40%, desde la puesta en marcha de este protocolo, y denuncian que esta mayor carga de trabajo no es reconocida por el SAS. Tras más de un año de reivindicaciones, los trabajadores afectados han optado por la huelga para exigir a los responsables sanitarios este reconocimiento, que se traduce en incentivos salariales. Las plantillas adscritas al Código Infarto en otros hospitales (Valme, hospitales de Granada y Málaga) sí están recibiendo estos incentivos,  de modo que los trabajadores del Macarena y del Virgen del Rocío se siente discriminados por el SAS.
 
Durante la jornada de paros que se celebró ayer, desde las ocho de la mañana hasta las tres de la tarde, los representantes de los trabajadores fueron recibidos por responsables hospitalarios del Virgen del Rocío y del Macarena con los que tienen previsto reunirse hoy martes. Los trabajadores afectados,  25 profesionales, continuarán con las movilizaciones hasta lograr una respuesta inmediata que les reconozca el trabajo extra que desarrollan desde hace seis años.

Comentarios