La Facultad de Enfermería exige condiciones de docencia dignas

Los alumnos reciben gran parte de los contenidos de forma telemática y el centro sufre graves carencias en condiciones técnicas.

Los alumnos de la Facultad de Enfermería con sede en La Palma de la Universidad de La Laguna, han denunciado "las condiciones técnicas de docencia precarias" que están impidiendo "el normal seguimiento de la clases".

Se trata de una escuela cuyo principal foco de transmisión de información y contenidos es suministrado por vía telemática, por lo que la enseñanza de los alumnos depende de unos equipos informáticos que aporten garantías y de una conexión estable, lo que ahora no se cumple.

A propósito, los afectados afirman que estas carencias técnicas "nos lleva a una situación inaceptable a la hora de prepararnos para los exámenes y realización de trabajos", y en "una clara desigualdad de oportunidades en relación con nuestros compañeros y compañeras que se encuentran matriculados en Tenerife".

Lamentan que su formación como enfermeros "se esté viendo afectada", por lo que han decidido "llevar a cabo todas las acciones que estén a nuestro alcance para que esta situación sea subsanada de manera satisfactoria a la mayor brevedad posible".

Los alumnos hacen hincapié en que durante este año, "hemos visto incrementada notablemente la mala condición de los medios informáticos y técnicos", a causa de la falta de personal especializado que se encargue del manejo, instalación, acondicionamiento y mantenimiento de los diferentes aparatos con los que es posible realizar las comunicaciones y proceso de aprendizaje a lo largo del curso académico.

Los estudiantes están hartos. Reconocen que "continuamente nos comentan que todo está correcto", pero la realidad es que "observamos que existe un convenio entre la Facultad y El Cabildo de La Palma, donde se incluye la contratación de personal informático para las instalaciones", lo que en realidad "no se ha ejecutado y somos los alumnos los que sufrimos los continuos y frecuentes inconvenientes que genera esta situación para nuestro aprendizaje".

Todos estos contratiempos, repercuten en falta de comunicación, conocimientos, información y retroalimentación continua, influyendo de este modo en la carencia y déficit de contenidos teóricos, lo que se hace más evidente cuando los alumnos se enfrentan a la época más dura: los exámenes.

Los alumnos afirman que debido a los problemas técnicos, las videoconferencias presentan problemas que interfieren en el normal seguimiento de las clases magistrales, lo que se traduce en que "las diapositivas avanzan a desfase, porque la videoconferencia se queda congelada; o se visualiza una película, en Tenerife la profesora pasa a las escenas más importantes y hace comentarios sobre las mismas, cuando en La Palma tenemos que visualizarla desde nuestro propio ordenador poniendo en silencio la transmisión desde Tenerife".

Los futuros enfermeros recuerdan el alto precio que representa para un estudiante la matrícula universitaria, además de los costes de los materiales, que "serían comprensibles si disfrutásemos de las mismas condiciones de las que disponen los compañeros de la sede de Tenerife", pero "no es así: no nos podemos beneficiar de preguntar dudas después de una clase, no se escucha correctamente al profesor si se desplaza por el aula, no se oyen los comentarios de nuestros compañeros...".

Recuerdan, como anécdota, cómo el pasado curso, el profesor de Física "iba vestido con bata blanca y cuando intentábamos visualizar los problemas en la pizarra se desenfocaba continuamente con su movimiento y no se apreciaban los números, signos u operaciones correctamente", lo que se ha solucionado "gracias a la incorporación presencial de un docente en el aula de nuestra sede".

Dimisión

Los alumnos de la Facultad de Enfermería ubicada en La Palma han informado de que todos los inconvenientes y problemas que están sufriendo en su proceso educación, y su persistente reclamación para solventarlos, "ha llevado a la renuncia de la coordinadora" del centro, María Dolores Ramos, una dimisión "que es fruto de su continua demanda por unas condiciones de docencia universitarias dignas, que ahora los alumnos retomamos", sentencian.

La apuesta universitaria

La Escuela de Enfermería es el referente de la apuesta de La Palma por ofertar estudios universitarios con sede presencial a los jóvenes y mayores sin tener que desplazarse a Tenerife. Una apuesta, por otro lado, escasamente desarrollada. La Facultad, ubicada en una parte del antiguo hospital de Las Nieves, comenzó su camino en el año 2010, con apenas 50 alumnos, que ahora se triplican.

Comentarios