31 ago. 2017

Hospital Calderón Guardia alerta sobre “jefe de Enfermería”



En el Hospital Calderón Guardia, lanzaron una alerta sobre una funcionaria que se presenta en los hogares como jefe de Enfermería del centro médico, para poder ingresar a las viviendas.

Ante esta situación, en el nosocomio, hacen un llamado a los costarricenses para que tomen medidas de seguridad, con el fin de evitar mayores problemas.

Según indicaron, en redes sociales, se generó una alerta, en la cual una aparente funcionaria del centro médico llega y se presenta a las casas sin identificación alguna y en horas que no coinciden con los horarios de los hospitales.

"El hospital cuenta, desde hace varios años, con programas de visita domiciliar debidamente establecidos y de los cuales los pacientes están enterados de su existencia, ya que las visitas han sido coordinadas por los servicios que realizan esta labor y son profesionales que va debidamente identificados y cuyas visitas están preestablecidas", comentó Taciano Lemos, director del nosocomio.

Agregó que las visitas son realizadas por equipos interdisciplinarios conformados por médicos, enfermeras, trabajadoras sociales, choferes, técnicos y otros servicios de apoyo, los cuales se encargan de darle soporte al paciente que así lo necesite, pero por una condición de salud no puede trasladarse hasta el hospital y que, previamente, ha sido atendido en algunos de los servicios del hospital.

Según dijo Lemos, una vez analizada la salud de las personas, se inician las visitas organizadas por rutas por el personal a cargo, ya sea de los Servicios de Neonatología, Geriatría, Trabajos Social o Terapia Respiratoria, en las zonas de atracción correspondientes al hospital.

En el centro médico, les aseguran y aclaran a todas las personas que los funcionarios que realizan este tipo de visitas deben estar debidamente identificados y con su respectivo uniforme de trabajo.

Los horarios en que realizan estas labores son desde las 7:00 a.m. hasta las 4:00 p.m.

En caso de tener una duda sobre la persona que se acerque a las casas sin la identificación correspondiente, recomiendan llamar de inmediato a las autoridades.

Riesgos de salud pública en zonas afectadas por Harvey


Las fangosas aguas de las inundaciones que actualmente cubren paredes, alfombras, colchones y muebles en Houston, representarán un enorme desafío de limpieza con potenciales consecuencias para la salud pública.

Aún se desconoce qué tipo o cuántas aguas residuales, sustancias químicas o gérmenes se mezclaron con las aguas. Por el momento, las autoridades de salud están más preocupadas por los ahogamientos, envenenamiento por monóxido de carbono por parte de los generadores, y la higiene en los refugios. Durante los próximos meses y años, su preocupación se centrará en los efectos del huracán Harvey en la salud mental.

En un refugio instalado dentro del Centro de Convenciones George R. Brown, el doctor David Persse construye una clínica para médicos y enfermeras, e intenta impedir la propagación de virus o tener que enviar a más pacientes a los hacinados hospitales.

"Esto evoluciona muy rápido", dijo Persse, director de Servicios Médicos de Emergencia de Houston. "Siempre me preocupan estas grandes concentraciones de personas, debido a los brotes virales que provocan náuseas, vómitos y diarrea. Y apenas comienza".

Walt Whitman, el escritor que se convirtió en enfermero

La Guerra Civil, o Guerra de Secesión, de Estados Unidos (1861-1865) fue un conflicto que enfrentó al bando de la Unión, los estados del Norte, con los de la Confederación, los del Sur, que se autoproclamaron los Estados Confederados de América, junto con el anuncio de su separación del resto de la nación norteamericana, tras la victoria electoral de Abraham Lincoln en 1861.

La contienda acabó con la victoria del lado unionista y con la abolición de la esclavitud en las regiones sureñas, siendo esta, junto con las diferencias económicas y culturales entre una zona norte, rica e industrializada, y una sur, esclavista y agrícola, una de las principales razones que desencadenó el conflicto. 

Esta guerra se ha estudiado desde todos los puntos de vista posibles: la batalla de Gettysburg, la más conocida, es también una de las más famosas de la Historia, igual que el discurso que Lincoln pronunció antes de la misma. En este sentido, multitud de películas y obras literarias y científicas han explorado las causas y consecuencias de la conflagración en Estados Unidos y a sus participantes.

Pero el papel que los enfermeros voluntarios tuvieron en la atención a los heridos y enfermos ha pasado prácticamente desapercibido. Hoy queremos destacar la historia de uno de ellos: la del escritor neoyorquino Walt Whitman.

Whitman en la guerra: su labor en el conflicto

Walt Whitman, que ha pasado a la historia de la literatura por, entre otros, su libro Hojas de hierba (1855), fue enfermero voluntario del bando del Norte, cuando contaba 42 años, en los hospitales de Washington, en los que pasó tres años cuidando de los heridos.

El 12 de abril de 1861, el ejército del Sur atacó Fort Summer, lo que se considera el inicio de la Guerra de Secesión, y Whitman, según recoge Gonzalo Amaro Castro en su artículo «Leyendo a Walt Whitman, hombre y enfermero» (2014), expone, en su libro Diario de la Guerra Civil sus impresiones cuando leyó la noticia del ataque: «Esa noche yo había ido a la ópera de la calle Catorce, y tras la función, hacia las doce, iba camino a Brooklyn, por Broadway, cuando oí los agudos gritos de los niños vendedores de periódicos y luego los vi aparecer, gritando y corriendo de un lado para otro, con más furia que de costumbre. Compré un ejemplar y crucé hasta el hotel Metropolitan, cuyos grandes y brillantes faroles aún estaban encendidos y, con una pequeña multitud que se reunió de improviso, leí la noticia, a todas luces auténtica. En beneficio de los que no tenían un ejemplar del periódico, uno de nosotros leyó en voz alta el telegrama mientras los demás escuchaban silenciosa y atentamente. El grupo había crecido, éramos treinta o cuarenta, y nadie hizo comentario alguno, todos permanecíamos inmóviles, lo recuerdo, antes de dispersarnos. Casi nos puedo ver ahora, nuevamente, bajo las lámparas, a medianoche».

El escritor decidió partir para la guerra cuando leyó el nombre de su hermano George en una lista, publicada por The New York Tribune, de los heridos en la batalla de Fredericksburg, que tuvo lugar en diciembre de 1862. Finalmente, descubrió que estaba sano, pero lo que vio durante su viaje y su estancia cambió su forma de ver los campos de batalla, de la exaltación patriótica de poemas como Long, too long, America, a la plasmación realista y detallista de la labor de los sanitarios en los hospitales.

Francisco Herrera Pérez, catedrático de Historia de la Enfermería, explica, en su artículo «Un enfermero llamado Walt Whitman» (2015), que los principales trabajos que desempeñó en los hospitales de campaña, en los que, afirma, realizó alrededor de 600 visitas y atendió a 100.000 heridos, fueron de índole monetaria, ayudando económicamente a los ingresados, u ofreciéndose voluntario para escribir las cartas destinadas a los familiares de los heridos.

Whitman describe, según recoge el mismo autor (2015), algunos de los casos que se encontró durante su experiencia como enfermero: «Jóvenes soldados hospitalizados que padecían insolación, vómitos de sangre, neumonía, fiebre tifoidea, erisipela, disentería, gangrena o heridas terribles».

Su Diario de la Guerra Civil es un testimonio de primera mano de las impresiones de este escritor sobre el conflicto y de cómo cambió su vida la visión de los enfermos y heridos en los campos de batalla. Whitman describe en su obra diversos casos y la labor de los cirujanos en los hospitales de campaña, que, siguiendo su profesión, no distinguen entre los afectados de los dos bandos independientemente de su pertenencia: «En el campo de los heridos hay sudistas, muy malheridos, que esperan su turno como los demás, igual que los demás, pues los cirujanos les atienden por igual», de nuevo expuesto en «Un enfermero llamado Walt Whitman».

Su visión de la profesión enfermera

«En mis visitas a los hospitales descubrí que mi mayor éxito era mi simple presencia, que les ayudaba más que los médicos y los regalos de dinero o cualquier otra cosa», afirmaba este escritor.

Herrera insiste en su trabajo (2015) en el impacto que tuvo en Whitman conocer el trabajo de los enfermeros en una situación de guerra, así como el verse parte de esas labores, cuando pone de manifiesto que en sus diarios, el escritor alaba el buen hacer de los médicos, revelando, al mismo tiempo, la escasez de enfermeros y cirujanos que caracterizaban a los hospitales de campaña.

Asimismo, este autor pone de manifiesto las palabras que el neoyorquino dejó reflejadas en su obra sobre el proceso de aprendizaje que experimentó mientras permaneció en el conflicto: «Tanto en estas salas como en el campo, por donde continúo yendo, he sabido adaptarme a cada emergencia, sean triviales o imperativas. Cada una está justificada, no solo las visitas y el tratar de elevarles la moral o darles regalos, lavarles o vendarles las heridas (hay casos en los que el paciente prefiere que otros hagan esto y no yo); y que, en cambio, les explique pasajes de la Biblia, rece a su la do y les imparta doctrina. Veo a mis amigos sonriendo ante esta confesión, pero nunca he hecho algo más en serio en mi vida».

«Digo que se requieren unas facultades naturales y que no basta con tener a una amable jovencita en la mesa de una sala. Una de las enfermeras más eficientes que he conocido era una irlandesa a la que he visto cómo tomaba en sus brazos los cuerpos desnudos de los muchachos gravemente heridos», comentaba el escritor en Su Diario de la Guerra Civil, insistiendo en sus impresiones sobre la profesión. «He comprobado en la mayoría de los hospitales que mientras hay esperanza de vida para un herido, aunque su estado sea muy grave, el cirujano y las enfermeras trabajan sin desmayo, a veces con obstinada tenacidad para salvarlo. Me ha sorprendido con frecuencia el esfuerzo indescriptible por salvar una vida de las garras de la muerte», concluía.

Walt Whitman nos legó en sus diarios un documento de primera mano de la labor de los enfermeros voluntarios en la Guerra Civil Americana, una parte del conflicto que no ha sido estudiada tan profundamente como otras facetas del mismo, y sus palabras, y su visión de dicha labor, constituyen otro testimonio de la dedicación que estos trabajadores han tenido con los heridos en cualquier acontecimiento bélico, independientemente del bando en que estos combatieran, a lo largo de la historia de la enfermería.

Sindicalizados del IMSS tienen segura su pensión


Leticia Lozano Martínez, Secretaria General de la sección 18 del Sindicato de Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, indica que los más de 7 mil 200 trabajadores de la institución médica pasan por una buena etapa, toda vez que el sistema de pensiones no tiene problemas y no está colapsado como ocurre en otras instituciones.

Así tampoco tienen déficit de personal como se había señalado en el área de enfermería, lo que podría observarse es que tienen más carga de trabajo en el área de urgencias, debido a que les llegan personas que no son derechohabientes del IMSS.

"Es donde más se conglomera, porque es un área de primer contacto que necesita de toda la prioridad y atención, por lo regular la derechohabiencia, incluso la que no es derechohabiencia, llega ahí".

Por el momento comentó que no están concursando plazas, están en la cobertura normal, personal de  base que se está jubilando, inmediatamente se cubren sus plazas, aunque sí definió que hay un importante número de personal que está entrando a esta condición.

"Al año no tengo datos, pero sí te puedo decir que en los últimos cinco años, es la mayor curvatura que se está presentando en cuanto a jubilaciones se refiere, no hemos batallado para pagar a jubilados y pensionados y hasta ahora está bien este tema, les llega todo en tiempo y forma a mis compañeros jubilados".

Desestimó el caso de nacional de un trabajador del IMSS que estaba chantajeando a sus patrones, en la entidad potosina no hay experiencias de este tipo.

Enfermeras convocan a paro nacional si Gobierno no cumple compromisos


Desde la Federación de Asociaciones de Enfermería llamaron a un paro nacional para el 12 de septiembre, con el objetivo de mejorar sus condiciones laborales y contractuales

La Federación de Asociaciones de Enfermería (Fenasenf), que agrupa a los profesionales de esta área que trabajan en los hospitales públicos, convocó a un paro nacional el 12 de septiembre si es que el Gobierno no cumple lo pactado luego de dos meses de negociación.

De acuerdo a lo comunicado por Fenasenf, el Ejecutivo se comprometió a aumentar el 12 por ciento actual de titulares de enfermería, a un 50 por ciento. Esto porque la mayor parte de los enfermeros del servicio público es personal a contrata.

Magaly Miranda, presidenta nacional de Fenasenf, señaló que a la fecha no hay avances en el aumento de contratos indefinidos, lo que se traduce en trabajo precario para los trabajadores de esta área. "Esto no obedece ni a estabilidad, ni a formación, ni a carrera funcionaria como hoy lo establece la Constitución política".

La  dirigente manifestó que aunque el sector público de salud llame a paro, "quienes están de forma permanente en sus puestos de trabajo son las enfermeras". En esa línea dijo que "una manifestación de este tipo se da porque consideran que las faltas y el incumplimiento son graves y serias".

Además, indicó que a pesar de tener requerimientos desde el punto de vista laboral, siempre han privilegiado dar cumplimiento a la atención de pacientes.

En ese sentido, hizo un llamado a las autoridades para que cumplan con su compromiso y eviten una huelga que "puede perjudicar el funcionamiento de los servicios de salud pública, principalmente a la ciudadanía".

De concretarse la convocatoria de la Federación de Asociaciones de Enfermería para el 12 de septiembre, más de cinco mil profesionales de esta área que trabajan en los hospitales públicos paralizarán sus funciones, con el objetivo de mejorar sus condiciones laborales y especialmente contractuales.

Obligados los hospitales a prestar atención médica



MSS e ISSSTE tienen que atender a no afiliados e incluso hospitales privados deben recibir a pacientes en estado de emergencia médica.

Por Mario Luis Ramos Rocha

AGUASCALIENTES, AGS. (OEM/Informex).- Las urgencias médicas de cualquier índole deben de ser atendidas en cualquier hospital, independientemente de si el paciente se encuentra o no afiliado a determinada institución de salud e inclusive en los hospitales privados.
Tras manifestar lo anterior, el secretario de Salud del estado de Aguascalientes, Sergio Velázquez García, refirió que la normatividad existente en la materia obliga a los médicos, enfermeras y prestadores de servicios de salud a privilegiar la salvaguarda de la vida por encima de cualquier otro interés o situación.
Cuestionado sobre el reciente caso de presunta negligencia médica que se registró en el HGZ # 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social, el también director general del ISSEA refirió que habrá que esperar al resultado de las investigaciones que realiza la Comisión Estatal de Arbitraje médico para emitir alguna postura sobre el particular.
No obstante, Velázquez García refirió que cada institución tiene establecido un protocolo de supervisión para el personal médico operativo, a efecto de cuidar que exista un cumplimiento estricto a la Norma Oficial Mexicana del Expediente Clínico.
Esta NOM obliga a todo el personal médico y de enfermeras a llevar a cabo una exhaustiva revisión de cada paciente que solicite atención médica y es obligatoria en extremo en el caso de aquellas personas que se encuentren en estado de emergencia médica o esté en riesgo su vida.

Las licencias ya no serán un parto

La Corte Suprema dictó una acordada mediante la cual amplía el régimen de licencias para jueces y funcionarios judiciales. Se incorporan los casos de partos múltiples y otorgamiento de guardas con fines de adopción. Los plazos de las licencias.

Attravés de la Acordada 27/2017, la Corte Suprema de Justicia de la Nación incorporó dos nuevas causales para conceder licencias a magistrados y funcionarios judiciales al Régimen de Licencias para Magistrados.

Con esta decisión, adoptada por los supremos Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, se otorgarán licencias en los casos de partos múltiples o a de otorgamiento guarda con fines de adopción. Las medidas ya habían sido incorporadas mediante distintas resoluciones, pero el Alto Tribunal buscó "la incorporación formal de dichos beneficios al reglamento vigente"

En la reforma al Régimen de Licencias para Magistrados, Funcionarios y Empleados de la Justicia Nacional queda incluido un último párrafo del artículo 20 y se le agrega un tercer inciso. Ahora, en caso de parto múltiple, el período siguiente al parto se ampliará en diez días corridos "por cada alumbramiento posterior al primero".

Además, para los casos de guarda con fines de adopción se concederá licencia especial, con goce de haberes, por un término de noventa días corridos, "a quien acredite que se le haya otorgado la guarda de unja niño/a o adolescente, con fines de adopción".

Este plazo se computará a partir del día hábil siguiente al de haberse otorgado la guarda. La norma tambien admite la hipótesis de adopciones múltiples, ampliando en diez días la licencia, por cada menor.

También se encuentra amparo el supuesto de adopción conjunta, cuando ambos adoptantes se desempeñaran en el Poder Judicial de la Nación. El reglamento dispone que el otroadoptante tenga derecho a una licencia de quince días corridos, a partir del dia hábil siguiente a la fecha de otorgamiento de la guarda.


3 hospitales irrespetan hora de lactancia de enfermeras


El Sindicato Nacional de Enfermería (Sinae) denunció este miércoles que en tres hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se irrespeta la hora de lactancia de las enfermeras.

Esto se estaría dando en los hospitales San Juan de Dios, Nacional de Niños y el Nacional de Geriatría y Gerontología Raúl Blanco Cervantes.

De acuerdo con Lenin Hernández, secretario general de Sinae, se violenta este derecho en la CCSS.

"Enfermería es el grupo ocupacional más grande dentro de la Caja Costarricense de Seguro Social y atendemos los 20 mil funcionarios y la gran mayoría son mujeres, de estos cerca de 8 mil compañeras están en edad reproductiva.

Nos preocupa mucho la forma en que, en este caso, los mandos medios que es el problema que tiene la institución en términos generales, violenten este derecho", mencionó.

Hernández explicó que la violación a este derecho de las funcionarias en distintas formas, una de ellas es que las profesionales deben concluir el trabajo asignado para ocho horas en menos tiempo.

A ellas se les da el beneficio de la lactancia materna, antes o después de la jornada laboral, pero deben cumplir con todas las tareas en un tiempo corto, de modo que muchas de ellas no desayunan ni almuerzan para poder concluir sus labores.

Lea: Video: Liceo de Chacarita inundado: "MEP todo es burocracia, ahora dicen que no hay dinero"

"En Enfermería por las necesidades propias del servicio, se labora las 24 horas del día, entonces se trabaja en jornada mixta y nocturna, está contemplado de siete horas jornada mixta y seis horas la nocturna, entonces es materialmente imposible que los trabajadores tengan en sus tareas a las 2:30 de la mañana, cuando trabajan de noche por ejemplo", destacó.

Por esta razón, siempre deben trabajar algún tiempo adicional, el cual se registra como tiempo extraordinario.

En Sinae denunciaron que a las enfermeras en lactancia materna las estaban obligando a retirarse a las 2:30 de la mañana, exponiéndolas a un riesgo importante y para no pagar más en salarios.

"En ese momento las compañeras que tenían ese derecho de la lactancia materna se estaban viendo coaccionadas a recibir menos salario", mencionó.

Hernández añadió que, en los últimos dos meses, han interpuesto varios recursos de amparo en favor de las funcionarias, pues no se trata de casos aislados.

En el caso del Hospital Geriátrico, mencionó el caso de una funcionaria que tuvo gemelos, a quien le violentaban el derecho de lactancia, de igual forma sucede con una enfermera que tuvo cuatrillizos en el Hospital de Niños.

El Secretario General del Sinae mencionó que les llama la atención que en hospitales clase A, que están a menos de un kilómetro de oficinas centrales de la CCSS, ocurra esto, y les preocupa lo que puede ocurrir en centros de salud más lejanos.

"Aquí han venido casos de compañeras que son interinas y no interponen la denuncia por miedo a represalias", agregó.

Foto con fines ilustrativos

Descubrí Europa y Destinos Exóticos a precios increibles

Pagalo en cuotas y viajá a donde quieras publicidad 0810-555-7077 VUELOS | HOTELES | PAQUETES ...