28 oct. 2018

Prescripción enfermera

La Enfermería tiene un gran potencial de desarrollo profesional 
Esta semana se ha publicado en el BOE elRreal Decreto de prescripción enfermera que permite a estos profesionales, indicar, usar y autorizar la dispensación de determinados medicamentos como las vacunas; coincidiendo precisamente con el inicio de la campaña de vacunación frente a la gripe. Entre otras cuestiones, establece que "salvo en aquellos casos en los que un paciente, en atención a sus condiciones particulares, precise de una valoración médica individualizada, la administración de las vacunas contempladas en el calendario vacunal y aquellas tributarias de campañas de salud que se determinen por las autoridades sanitarias, solo precisará de la correspondiente orden de dispensación". Así, los enfermeros podrán administrar vacunas sin necesidad de la autorización previa de un médico. El procedimiento de acreditación de las enfermeras y enfermeros estará regulado por las comunidades autónomas y para la acreditación de los enfermeros para poder prescribir ciertos medicamentos, además de la titulación correspondiente, se exigirá una experiencia profesional mínima de un año o, en su defecto, la superación de cursos de adaptación.

Aunque Andalucía ya se adelantó hace años, la prescripción enfermera se enmarca en un proceso que ha durado muchos años y ha generado numerosos debates en las cortes generales y entre la profesión. Y los va a seguir generando ya que pone de manifiesto el potencial de desarrollo profesional de la enfermería para dar respuesta con la mayor eficacia y calidad posibles. Es una profesión sanitaria que ha ofrecido y ofrece enormes servicios a los pacientes enfermos y a la población sana. Buena parte de los avances que se han conseguido se deben a sus actuaciones profesionales. Ello no quita un ápice de importancia ni de trascendencia al papel de los médicos que tienen absolutamente determinada su función y su responsabilidad profesional en el abordaje de las respuestas que deben ofrecerse a los pacientes en la actividad asistencial.

El desarrollo de actividades profesionales con identidad propia y la necesaria coordinación en el marco del equipo de salud así como el uso de protocolos y guías clínicas, se constituyen en un elemento central para la calidad asistencial en el abordaje de los problemas de salud de los individuos y de la comunidad. Y estos problemas de salud hoy requieren más que nunca de respuestas profesionales en las que los profesionales de la enfermería tienen mucho que aportar.

Por eso, esta nueva norma que regula la llamada prescripción enfermera es un nuevo instrumento que debe servir para ofrecer la seguridad jurídica necesaria en el desempeño profesional de nuestras enfermeras. No hay que olvidar que hasta ahora, y a pesar de la inseguridad jurídica, hemos comprobado la profesionalidad de miles y miles de enfermeras que día a día han seguido dando respuesta a los pacientes. Algo que merece gratitud y reconocimiento.

A partir de ahora hay que seguir trabajando en aquellas medidas que permitan continuar con el desarrollo de esta profesión explorando espacios de mejora en el trabajo del equipo de salud, áreas profesionales que puedan perfeccionar y ampliar competencias o criterios de planificación de necesidades que permitan definir mejor las plantillas adecuadas a las nuevas necesidades de la población. En cualquier caso, mi enhorabuena a la profesión de enfermería por esta medida 

No hay comentarios:

Publicar un comentario