10 mar 2011

ESPAÑA, CASTELLÓ

Un médico del Hospital General de Castelló grababa mujeres en los aseos de la escuela de enfermería

La novia del detenido denunció los hechos ante la dirección del centro tras descubrir las imágenes en su portátil


Profesor universitario en Valencia, médico en el Hospital General de Castelló y, al parecer, «voyeur» en sus ratos libres. Así era supuestamente la rutina laboral de un hombre de 39 años hasta ser detenido el pasado viernes por la policía nacional, acusado de colocar microcámaras en los servicios y los vestuarios de algunos de sus puestos de trabajo, entre ellos la escuela de enfermería del propio centro hospitalario, según confirmaron fuentes conocedoras del caso.
Fue la propia pareja del facultativo quien alertó de los hechos al descubrir, por casualidad, algunas de las grabaciones en el ordenador personal del sospechoso. Tras ponerlo en conocimiento de sus superiores, éstos informaron a la Conselleria de Sanidad, quien a su vez puso el caso en manos de la Fiscalía.
Fruto de las investigaciones, y gracias al testimonio y las pruebas aportadas por la novia del sospechoso, agentes del Grupo de Delitos Tecnológicos de la policía nacional procedieron a la detención del médico y docente universitario en Valencia. El hombre está acusado de un delito contra el derecho a la intimidad.
Este profesor de fisioterapia, que está colegiado como especialista en medicina general, utilizaba una sola microcámara que presuntamente instalaba de forma temporal en los servicios y vestuarios de mujeres de algunos de sus centros de trabajo. Se sospecha que sus intenciones eran de índole sexual y que grababa los vídeos para después visionarlos en la intimidad.
Según las grabaciones visionadas por la policía, el acusado ocultó dicha cámara en los servicios de la escuela de enfermería del Hospital General de Castelló, en unos vestuarios de lo que parece ser una piscina y en unos aseos que podrían ser de una facultad.
A principios de la semana pasada, la compañera sentimental del sospechoso fue a la facultad donde imparte clases y al ver que él se retrasaba decidió echar un vistazo a su ordenador personal para hacer tiempo. Sin embargo, lo que al parecer encontró entre las carpetas de su novio fueron varias grabaciones caseras en servicios y vestuarios de mujeres.
Para evitar que su pareja destruyera las pruebas, copió en un lápiz de memoria algunos de los archivos y puso los hechos en conocimiento de los jefes del que hasta entonces era su novio. Al comprobar que el tipo de azulejos que se veía en las imágenes de los aseos coincidía con el de algunos de sus centros de trabajo se llegó a la conclusión de que las grabaciones habían sido captadas en varios de estos lugares. El citado hospital ha abierto un expediente contra este trabajador y el caso se encuentra en manos de la Fiscalía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

De la Universidad al Éxito

 Historias Reales que te Motivarán🌟 En LiderEs Enfermeros, creemos en el poder de las historias inspiradoras para transformar vidas. 🌱✨ Ho...