23 mar 2011

ESPAÑA: Una enfermera del Hula recibió una patada de un paciente

Una enfermera del Hula recibió una patada de un paciente



La agresión a una enfermera a la que un paciente propinó una patada cuando le iba a suministrar la medicación constituyó uno de los primeros casos de agresión registrados en el recién abierto hospital Lucus Augusti (Hula). La presidenta del Colegio de Enfermería de Lugo, Lourdes Bermello, se refirió a él en las jornadas sobre violencia en el ámbito sanitario que se celebran desde ayer en Lugo.
Señaló que el ataque se produjo por sorpresa, sin que el enfermo mediara palabra y causó a la profesional, que está de baja, una contusión y un hematoma en el ojo. El agresor fue detenido posteriormente. Bermello animó a todos los profesionales de enfermería a denunciar cualquier acto violento en el trabajo, si bien reconoció que, en el caso de las agresiones verbales, la víctima se puede ver disuadida porque las consecuencias son menos evidentes, de forma que concluya que no merece la pena.
En el foro que arrancó ayer también se dio a conocer un estudio realizado por el consejo de colegios de Enfermería entre 600 profesionales, que revela que un tercio sufrieron alguna agresión en el último año. En un 3,7% de los casos, la violencia fue física. Las agresiones se producen con mayor frecuencia por parte de los familiares del paciente (49,8%), que del enfermo en sí (47,3%). En un 2,9% de los casos el agresor está sin identificar.
La mayoría de los ataques (41%) se producen a causa del incumplimiento de las expectativas que los pacientes o familiares se habían hecho en cuanto a tiempos de espera o pruebas diagnósticas.
Acoso
Además de ser el colectivo profesional que, dentro del ámbito sanitario, sufre más ataques, también es el grupo profesional en el que, después del de los trabajadores de la Administración y del de los medios de comunicación, se registran más casos de acoso laboral. Según recordó ayer la psicóloga Lucía Acuña, en su ponencia en el Hula sobre el tema, «el 16% de los casos que se dan son entre personal de enfermería».
La especialista, miembro de la asociación española contra el acoso laboral, aseguró que, pese a la creencia extendida de que la inmensa mayoría de acosadores son hombres, un reciente estudio indica que el 40% son mujeres, que eligen como víctimas en un 70% de los casos a otras mujeres. Sin embargo, los hombres acosan indistintamente a uno u otro género.
También aclaró que no se produce necesariamente de jefes a empleados, sino también en otras direcciones: entre empleados de igual rango o de subordinados a jefes. En general, el acosado es una persona competente y resolutiva, que destaca en el ejercicio de su profesión, pero que se encuentra en un período de vulnerabilidad y con cierta tendencia a la ingenuidad. El acosador, por su parte, es inseguro e inestable, no destaca en su competencia laboral y puede definirse como «el clásico trepa», apuntó Acuña.
En la sesión de ayer también el presidente de la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía se refirió al 'mobbing', fenómeno del que destacó su gran aumento en el ámbito de la Administración. El crecimiento de este tipo de violencia psíquica contra el trabajador está influida, según dijo, por el hecho de que se hayan producido designaciones irregulares de personal. «Desde que la administración hace designaciones a dedo, el 'mobbing' se incrementa de manera extraordinaria», advirtió.
Reconoció que legislar el acoso moral es «muy difícil» porque «el 'mobbing' es muy traidor, se produce con artimaña, aseguró en las jornadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

De la Universidad al Éxito

 Historias Reales que te Motivarán🌟 En LiderEs Enfermeros, creemos en el poder de las historias inspiradoras para transformar vidas. 🌱✨ Ho...