12 nov 2011

ESPAÑA, PONTEVEDRA

Las enfermeras curan... y se defienden

Profesionales del Complejo Hospitalario participan en un monográfico para aprender defensa personal y como reaccionar en caso de un altercado en el centro sanitario

El sindicato Satse pide desde principios de esta década filtros de acceso en los hospitales, timbres antipánico o una mayor vigilancia en los centros más conflictivos. A la espera de estas medidas, las profesionales aportan su grano de arena para incrementar la seguridad con un curso en el que aprenden defensa personal. Felipe Meana, especialista en Krav Magá, les enseña a mantener las distancias y reaccionar en caso de agresión.

S. R. - PONTEVEDRA Disuadir las agresiones, verbales pero especialmente las físicas, tratando de aplicar la menor fuerza posible. Es el objetivo del monográfico en el que participaron ayer varias profesionales del Complejo Hospitalario de Pontevedra (CHOP), a las que se dirige el curso programado por el sindicato Satse.
Éste recuerda que los profesionales sanitarios "se encuentran con asiduidad en la tesitura de tener que dar malas noticias a los pacientes o a sus familiares que se encuentran generalmente en un estado alterado, lo que hace que una de las reacciones que pueda darse sea la agresión en todas sus vertientes".
No es la situación más habitual, pero al instructor Felipe Meana sus alumnas le cuentan frecuentemente "que agarran a los profesionales sanitarios de la bata o los zarandean".
Felipe Meana les enseña técnicas del Krav Magá, un sistema de defensa personal que habilita al alumno para hacer frente a situaciones de riesgo real. Según la organización del monográfico, "en los últimos años la violencia al personal de enfermería en los servicios de urgencia de los hospitales y ambulatorios públicos ha aumentado hasta hacer la situación insostenible".
El monográfico permite a los profesionales conocer técnicas sencillas para prevenir agresiones: vigilar la expresión corporal, gesticular para que los brazos sirvan de separación en caso de un ataque etc, siempre teniendo en cuenta que "el objetivo de esta formación no es la agresión física hacia el paciente o el supuesto agresor, sino tratar de disuadir las agresiones, recalcando que todo va en función del tipo de agresión. No es lo mismo un insulto, un empujón, un agarrón que una amenaza con arma blanca, en este caso la valoración y la actuación ha de cambiar".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

De la Universidad al Éxito

 Historias Reales que te Motivarán🌟 En LiderEs Enfermeros, creemos en el poder de las historias inspiradoras para transformar vidas. 🌱✨ Ho...