7 oct. 2012

Ampros, en pie de guerra con el hospital Español

El gremio hizo un piquete por una sanción a un empleado y reclamos salariales. Los directivos de la institución justifican la actuación y aseguran estar abiertos al diálogo "por los canales correspondientes".


imagenes
zoom
Ampros, en pie de guerra con el hospital Español

Los profesionales de la Salud se manifestaron frente al nosocomio. (Fotos: Marcos García)

La suspensión de un enfermero por parte del hospital Español hizo estallar un fuente conflicto con Ampros -gremio que nuclea a profesionales de la Salud- que considera injustificada la medida en medio de un reclamo salarial.

Un grupo de afiliados al sindicato corta la calle San Martín frente a la entidad en reclamo de diálogo y en repudio de la sanción, mientras que las autoridades del nosocomio justificaron la medida disciplinaria en un incumplimiento de deber para con un paciente y aclararon que negociarán "a través de los canales correspondientes".

El conflicto de fondo comenzó hace poco más de un mes, cuando Ampros pidió al hospital –como referente de clínicas privadas de la provincia- iniciar las tratativas en el ministerio de Trabajo de la Nación para llegar a un nuevo convenio colectivo de trabajo.
 
"El hospital Español contestó afirmativamente a la propuesta (...) pero repentinamente Ampros abandonó la negociación en el ministerio de Trabajo, aunque no sabemos por qué", aseguró a Los Andes el letrado de la institución, Osvaldo Lima (h), quien explicó que, en este sentido, no pueden negociar "en la calle" con el gremio y que están dispuestos a hacerlo en la cartera laboral nacional, que es "el ámbito donde corresponde tratar el tema".
 
El director médico del hospital, Walter Vázquez, fue tajante al respecto: "No vamos a negociar unilaterlamente y fuera del marco legal aunque corten la calle san Martín todo el día; y no es un capricho, es un tema de legalidad", dijo a este diario.

Ampros denunció además de manera pública "aprietes" contra empleados por su participación en la vida gremial y señaló como caso puntual la suspensión por 3 días del enfermero Luis Ávila el 20 de septiembre pasado.

El director médico del hospital, Walter Vázquez, negó categóricamente que haya una persecución por motivos sindicales y justificó la sanción a Ávila en que abandonó su puesto laboral durante una cirugía. "El enfermero se fue de su lugar de trabajo, que era el quirófano y donde había urgencias que tratar, para participar de una asamblea, lo que para una institución sanitaria es incorrecto. No se lo sancionó por pertenecer a Ampros", explicó Váquez.
 
Respecto de los reclamos salariales, el directivo aclaró que aunque los médicos no cuentan con un convenio colectivo de trabajo el hospital hace "un gran esfuerzo". "Como no hay un convenio se ha aumentado (el salario) heterogéneamente en base a un criterio de excelencia, a capacidad y a compromiso, por lo que ha habido gente que quizá recibió en los últimos años el 5, 10 o 15 por ciento de aumento", dijo, a la vez que destacó la capacitación como otro beneficio importante para los trabajadores del hospital.

En cuanto a los enfermeros, Vázquez aseguró que los nucleados en ATSA –otro de los gremios sanitarios- han tenido aumentos del 201 por ciento desde 2008, y que llegarán al 225 por ciento hacia fin de año.

Sin embargo la secretaria general de Ampros, Isabel del Pópolo, se mostró firme en su reclamo esta mañana en el piquete frente al hospital: "Muchos profesionales llevan cuatro años sin aumentos y en otros casos les han aumentado sólo un 10% en lo que va del año", criticó en declaraciones a radio Nihuil.

Además aseguró que es "mentira" la justificación de Vázquez por la suspensión del enfermero Ávila. "Cuando se retiró a la asamblea estaba el subdirector. Es una mentira total que se estaban haciendo cirugías; justamente el subdirector estaba hablando en los pasillos", dijo.
 
Mientras un centenar de afiliados a Ampros generaba un caos vehicular sobre calle San Martín, el director del hospital minimizó la protesta al considerar que "la gran mayoría de los manifestantes no es empleado del hospital".
 
"Unos 15 empleados participan del reclamo y de ellos sólo uno es médico, por lo que no se puede considerar que el reclamo sea representativo de la realidad del hospital", consideró Vázquez.

Los ingresos que percibe un profesional médico del hospital están divididos en dos, por un lado está el sueldo que cobran como empleados del nosocomio, es decir, por atender a los socios, y por el otro, está lo que reciben en concepto de honorarios por cirugías, consultas y atención a pacientes que no son socios y se atienden por medio de alguna obra social o medicina prepaga.

Cabe aclarar, con respecto a este último punto, que los ingresos adquiridos por este medio son no remunerativos, dicho de otra manera, es el profesional el que factura por sus servicios al hospital.

El problema surge cuando por exigir legítimamente un aumento salarial desde el hospital se toman represalias que terminan perjudicando y dividiendo a los trabajadores.
 
Algunos profesionales sostuvieron que desde el hospital les aumentan las consultas a los socios y les quitan las de particulares, por el sólo hecho de comprobar que apoyaron los pedidos de mejoras salariales.

No es un tema menor, teniendo en cuenta que un médico como empleado del nosocomio cobra un sueldo cercano a los 4 mil pesos y que necesita de las consultas extra para poder llegar a fin de mes.

Versiones encontradas por el paro del 12

Ampros adelantó que, de persistir el conflicto, hará un paro "contundente" en el hospital Español el 12 de octubre próximo. Vázquez restó todo dramatismo a la situación al asegurar que "el día 12 de octubre el hospital trabajará con total normalidad".
 
Según el directivo, que 15 empleados se plieguen a la medida de fuerza no afectará el normal desenvolvimiento de la institución, que cuenta con casi 1.000 trabajadores.
 
"En situaciones normales contamos con entre 50 y 70 bajas por enfermedad o licencia mensuales, por lo que 10 bajas por huelga no afectarán en lo absoluto al hospital", reforzó el gerente y contador del nosocomio, Humberto Egea.

De todos modos las autoridades aclararon que serán "absolutamente respetuosas" del derecho a huelga y las leyes laborales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más del 80% del personal de enfermería

Debemos fortalecer la visibilidad de este protagonismo histórico de las enfermeras y los enfermeros, no solo visto ahora con Nursing Now 2...