Los enfermeros de Urgencias del Hospital Santa Lucía comenzarán .....

CARTAGENA

Los enfermeros empezarán a evaluar a pacientes del Santa Lucía en dos semanas

Los enfermeros de Urgencias del Hospital Santa Lucía comenzarán a evaluar a los pacientes dentro de dos semana de manera experimental, según explicaron a este diario fuentes de ese servicio. El actual coordinador de la Unidad, Jesús Cruzado, así se lo hizo saber ayer a los trabajadores, que antes deberán ser formados para desempeñar ese trabajo que ahora hacen médicos. Se trata del primer paso para implantar poco tiempo después el llamado 'sistema Mánchester', para el que también se deberán reformar las instalaciones.

Este método de organización se pondrá en marcha con vistas al futuro cierre de la puerta de Urgencias del Hospital Santa María del Rosell que planea Sanidad. El objetivo es agilizar el proceso de atención mediante una primera evaluación a cargo de enfermeros.

Según el triaje Mánchester, se establecen cinco niveles de clasificación: desde el uno, de color rojo y para una atención inmediata, hasta el cinco, de color azul y para casos en los que la asistencia puede demorarse hasta cuatro horas.

Los enfermeros son los responsables de realizar la valoración inicial. Estos siguen un protocolo de actuación, basado en el uso de un programa informático en el que se introducen datos como las constantes vitales y los síntomas que tiene el paciente. Dichas actuaciones se deben realizar en los primeros diez minutos desde que el paciente facilita sus datos en admisión y, tras ser clasificado, se le coloca una pulsera del color que muestra su prioridad.

Otro de los cambios para los que se prepara el Santa Lucía es para albergar a los pacientes de Psiquiatría, que ahora están en el Rosell. Para ello, Sanidad habilitará la U-52, que estará aisladas del resto de servicios y dividida en dos para mayor seguridad. Las obras se llevan a cabo en función de los resultados de un estudio realizado por los técnicos del servicio y está previsto que cuesten alrededor de 60.000 euros.

Así, los enfermos podrán recibir una atención integral y se evitará que, en el caso de presentar otra patología médica o quirúrgica, tengan que ser trasladados a otros centros para ser atendidos como ocurre ahora.





Comentarios