7 feb 2011

México.-

“Desbordado”, el Hospital de la Mujer; enfrenta sobresaturación de 140 por ciento
 http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2011/02/07/puebla/sal109.php

El Hospital de la Mujer tiene una capacidad para atender a 19 neonatos en las Unidades de Terapia Intensiva al mes; sin embargo, actualmente se atienden a unos 100 recién nacidos
AMÉRICA FARÍAS OCAMPO

El Hospital de la Mujer, inaugurado en la administración del ex gobernador Melquiades Morales Flores, está “desbordado”, pues registra una sobresaturación de 140 por ciento, un desabasto de medicamentos superior a 50 por ciento, déficit de personal, carece de almacenes para material médico y fármacos y, por si fuera poco, hay un riesgo latente de que se desate una infección masiva entre los neonatos debido a que las fórmulas lácteas no se están preparando, tal como lo marcan las normas oficiales sanitarias por falta de equipo y personal en el área de cocina, según denunciaron varios trabajadores, jefes de departamentos y la delegada sindical de este hospital durante un recorrido hecho por La Jornada de Oriente a las instalaciones.

El Hospital de la Mujer tiene una capacidad para atender a 19 neonatos en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) mensualmente; sin embargo, actualmente se atienden a unos 100 recién nacidos.

Lo anterior ha generado que se instalen unidades de terapia intensiva improvisadas en áreas que no estaban diseñadas para dar ese servicio, y por tanto no cumplen con los estándares de calidad que marca el departamento de Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud federal.

Para la instalación de unidades de terapia intensiva improvisadas han ocupado áreas que fungían como archivos o unidades de curación de enfermería.

Por dicha razón, los trabajadores del archivo general han tenido que ocupar algunos sanitarios para guardar los expedientes clínicos de los pacientes. También ha generado que el patio trasero del hospital se ocupe como almacén general de medicinas y material de curación porque no hay áreas disponibles para guardar los fármacos; asimismo, por falta de espacio, los encargados de seguridad se han visto en la necesidad de sacar a las mamás de los neonatos del hospital y pedirles que sólo entren cada tres horas a darles de amamantar.

Esto ha generado que los familiares o conocidos de los pacientes internados ocupen como sala de espera los jardines que están afuera del nosocomio; incluso hay mujeres que como se tienen que quedar varios días a esperar que sus hijos salgan de las Unidades de Terapia Intensiva instalan casas de campaña y colocan cartones para refugiarse del frío.

Cocina, foco de infección

En un recorrido hecho por esta reportera al nosocomio, ubicado en el Antiguo Camino a Guadalupe Hidalgo número 11350, en la colonia Agua Santa, al sur de la capital del estado, la jefe del servicio de nutrición y dietética, Mónica Martínez Moctezuma, denunció que existe un riesgo latente de que se desate una infección masiva entre los neonatos que se atienden en el nosocomio, ya que la cocina no reúne ninguno de los requisitos ni estándares que marcan las normas sanitarias.

Señaló que el banco de leche, donde se preparan 300 tomas de formula láctea todos los días, no cuenta con el área blanca, gris y negra que marca la norma oficial mexicana. Tampoco tiene refrigeradores especiales para el enfriamiento y conservación de la leche.

La cocina, agregó, no tiene piso antiderrapante, lo que ha provocado caídas de los trabajadores; no hay un área de almacén de alimentos y tampoco cuenta con el instrumental necesario para preparar la comida para los pacientes, como cuchillos, batidoras, licuadora y ollas, entre otros.

Por si fuera poco, sólo hay tres personas que laboran en esta área para los tres turnos, cuando se requieren por lo menos dos personas para cada jornada.

 

Déficit de personal

 
Por otra parte, Patricia Elizabeth Parra Maldonado, delegada del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, sección 25, en el Hospital de la Mujer, señaló que al igual que el servicio de cocina, el área de enfermería enfrenta un severo déficit de personal.

Indicó que en esa área hay una escasez de unas 100 plazas para cubrir la demanda del hospital.

Manifestó que la sobresaturación del hospital ha provocado que una enfermera atienda a 14 o 16 pacientes, cuando los reglamentos de la Secretaría de Salud marcan que debe de haber una enfermera para cada ocho o 10 pacientes para que haya calidad en la atención.

“Las áreas que tenemos están improvisadas, como las Unidades de Terapia Intensiva. Este hospital no estaba planeado para la atención materno–infantil, y por ello la demanda en el servicio ya nos rebasó. Aquí lo que se requiere es más personal, ampliaciones y remodelaciones de las áreas, porque no tenemos equipo para biología de la reproducción, falta mantenimiento preventivo y correctivo, no se están respetando los indicadores de productividad ni tampoco se están cumpliendo las metas de los programas por la escasez de personal”, reveló.

Agregó que el nosocomio registra la misma productividad del Hospital General de México y el Hospital Regional San Alejandro del Instituto Mexicano del Seguro Social, pero su equipo y recursos humanos son inferiores a estos centros médicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

De la Universidad al Éxito

 Historias Reales que te Motivarán🌟 En LiderEs Enfermeros, creemos en el poder de las historias inspiradoras para transformar vidas. 🌱✨ Ho...