22 mar 2011

Doblado el salario de los enfermeros que trabajan en Libia

Fuentes en el territorio libio informan de que el personal sanitario desplegado en su territorio en estos momentos ha empezado a recibir incrementos salariales que duplican su paga regular anterior al conflicto.
Todo parece indicar que las autoridades libias han decidido recompensar generosamente todos aquellos profesionales que permanezcan en sus puestos de trabajo en las circunstancias actuales, dada la necesidad excepcional de personal médico-sanitario entrenado ante la eventualidad de un incremento en el número de heridos por combates que se están produciendo en el interior del país.
Así la situación, una enfermera jefe puede llegar a recibir hasta 3.000 dólares USA de salario, ya que en situación de paz su sueldo mensual estaba en torno a 1.500 dólares. Al menos 2.000 médicos y enfermeros filipinos desempeñan su trabajo en Libia, y aunque un número relativamente importante de ellos ya han sido evacuados o se encuentran apurando sus trámites de salida del país, hay un alto porcentaje de ellos que, fieles a su juramento profesional, han decidido permanecer en sus puestos de trabajo para prestar la ayuda asistencial necesaria en escenarios de guerra.
http://e-dyario.com/actualidad/2011/03/22/doblado-el-salario-de-los-enfermeros-que-trabajan-en-libia/
Según fuentes les, el principal problema de estos trabajadores en este momento -además de su evidente riesgo de seguridad- es que no pueden enviar remesas de dinero a sus hogares en Filipinas al encontrarse cerrados los bancos por la situación bélica existente en el país.
Según el adjunto del Departamento de Trabajo, Jaime Jiménez, muchos de los trabajadores afectados se han puesto en contacto con la Oficina de Asistencia al Trabajador Emigrante (OWWA por sus siglas en inglés), para pedir asistencia en el envío de dinero a casa, y no para solicitar su evacuación.
En la práctica, la casi totalidad de los filipinos que permanecen sobre el territorio libio en estos momentos lo hacen por su propia voluntad, ya que el Departamento de Asuntos Exteriores ha logrado evacuar con éxito a todos aquellos que manifestaron su deseo de abandonar el país norteafricano. Así quedan en el interior de Libia, sobre todo en el desierto, varias decenas de filipinos que trabajan fundamentalmente para compañías petroleras y gasísticas, mientras que en el este del país hay un contingente todavía de unos 1.200 nacionales. En lo que podría denominarse como "zona controlada por el gobierno de Gadafi", al oeste, en Tripoli y alrededores, se estima que puede haber todavía unos 2.000 trabajadores filipinos, repartidos entre hospitales, universidades, escuelas técnicas, empresas multinacionales, que han seguido operando pese al conflicto en curso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

De la Universidad al Éxito

 Historias Reales que te Motivarán🌟 En LiderEs Enfermeros, creemos en el poder de las historias inspiradoras para transformar vidas. 🌱✨ Ho...