2 may 2011

La Plata, Prov. Buenos Aires.-

EDITORIAL
Necesidad de jerarquizar en la Provincia la valiosa profesión de la enfermería

http://www.eldia.com.ar/edis/20110502/necesidad-jerarquizar-provincia-valiosa-profesion-enfermeria-opinion12.htm

En los últimos años se vinieron reflejando datos oficiales y también provenientes del sector privado demostrativos del pronunciado déficit de enfermeros que se registra en nuestra provincia y así lo ha vuelto a certificar ahora un informe publicado recientemente en este diario, revelador de que en los hospitales bonaerenses faltan más de 5.500 enfermeros y que, de ese total, cerca de 900 se necesitan en los centros provinciales que funcionan en nuestra ciudad.

Otros datos ciertamente preocupantes indican que la gran mayoría del personal de enfermería de los hospitales ubicados en La Plata es auxiliar, mientras que apenas el 8 por ciento es profesional, cuando la ecuación ideal es la de un 40 por ciento de enfermeros profesionales y un 60 por ciento de auxiliares. Se señaló también que el 80 por ciento de los enfermeros son mujeres.

Todo habla de una situación de desborde y de desjerarquización de esta profesión. En la mayoría de los casos las enfermeras no dan abasto y ni siquiera pueden disponer de las necesarias horas de descanso. El problema de la falta de personal se vio agravado en los últimos años ante la gran cantidad de enfermeros que se jubiló, sin que se concretara la renovación correspondiente.

En el área provincial de Salud se dieron a conocer ahora -como notas alentadoras en un contexto negativo- referencias acerca de la formación actual de unos cinco mil estudiantes en la Provincia, cuya graduación permitirá ir cubriendo en forma gradual el déficit existente, según se aseguró.

Como se ha dicho, el problema no es nuevo y responde a diversas causas, pero lo cierto es que se ha llegado -hace años ya- a un punto extremo, del cual sólo cabe salir, en primer lugar para que el sistema sanitario no colapse. Camas vacías por falta de enfermeros, pabellones que cuentan con sólo un enfermero, la relación cuantitativa médico-enfermeras completamente deformada, personal desbordado por una pesada sobrecarga laboral, son sólo algunas de las realidades que se viven cotidianamente en los casi ochenta hospitales públicos de nuestra provincia.

Estudios realizados en 2009 advirtieron que en diez años se podían ver agotados los profesionales de esta disciplina, teniendo en cuenta que su promedio de edad en la Provincia era de 47 años y un importante número se jubila a los 50 ya que esa edad es el tope, por considerarse al trabajo que desempeñan como insalubre.

Está claro que no será tarea sencilla ni tampoco se logrará, de la noche a la mañana, aumentar los planteles de enfermería, aún cuando parece que se está en un buen camino. Para ello será preciso persistir en los programas relanzados y procurar, al mismo tiempo, los incentivos económicos del caso, entre otras medidas encaminadas a estimular el estudio y ejercicio de una profesión que se caracteriza por un fuerte componente vocacional, tan ligada al dolor como a la curación de las enfermedades que acosan a la humanidad.

Es de esperar, entonces, que se promuevan todas aquellas políticas y medidas concretas que apunten a jerarquizar, mediante los reconocimientos que sean del caso, una disciplina tan imprescindible y valiosa como es la de la enfermería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

De la Universidad al Éxito

 Historias Reales que te Motivarán🌟 En LiderEs Enfermeros, creemos en el poder de las historias inspiradoras para transformar vidas. 🌱✨ Ho...