26 feb 2013

Los enfermeros del Maciel limitan atención por sobrecarga de trabajo

Solo se responsabilizarán por dos pacientes cada uno; el director del hospital no permitirá que ocurra lo que considera una "violación de la cadena de mando"

En la madrugada del jueves se vivió "una de esas guardias complicadas" en el CTI del Maciel. Se presentaron a trabajar tres auxiliares de enfermería de los siete u ocho que figuran en la planilla y había 14 pacientes para atender. Con la sensación de que habían llegado a su límite físico, los auxiliares le plantearon a la nurse a cargo que se apegarían al decreto que regula la dotación de enfermería en CTI y solo se harían cargo de dos pacientes cada uno. "Colaborarían" con el resto de las camas, no dejarían a nadie sin atención, pero tampoco se harían responsables de "omisiones u errores" que pudieran surgir de la "sobrecarga" laboral, según contaron a El Observador.

Ese día la nurse asumió la atención de dos pacientes y no realizó algunas tareas que les corresponden a las licenciadas. Antes de irse anotó en el "cuaderno de novedades" lo que había sucedido. De acuerdo a los auxiliares, la nurse omitió aclarar que a pesar del reclamo se había atendido a todos los pacientes.

Aunque no hubo guardias tan complicadas desde entonces, la decisión se mantiene. El gremio de funcionarios de Comisión de Apoyo, Afasse, elevó ayer una carta al director del hospital, Álvaro Villar, en la que fundamentó la denuncia en el decreto 399 de 2008. Allí dijo que habrá un auxiliar cada dos pacientes en cuidados intensivos y cada tres en cuidados intermedios. Si el paciente es de alta complejidad amerita que haya un auxiliar dedicado a él.

"No estamos en conflicto. Simplemente reivindicamos que se complete la dotación del servicio, dado que los trabajadores no podemos asumir más responsabilidades de las que nos competen, y no podemos ser cómplices de las omisiones en las que se incurre en dicho servicio por parte de quienes lo dirigen", alega la carta.

"Confusión" de mando

El reclamo por falta de recursos humanos en los CTI de ASSE es histórico. Los funcionarios se quejan de la burocracia que se interpone para nombrar suplentes. Las autoridades dicen ser rehenes del elevado ausentismo en el sector y de la falta de enfermeros en el país (ver apunte).

Pero más allá de la legitimidad de los argumentos de unos y otros, Villar sostuvo que la postura de los enfermeros constituye una "falta disciplinaria importante" y una "violación de la cadena de mando".

"Es un planteo gremial y lo discutiremos, pero no es lo que se va a aplicar en la práctica. Mientras un enfermero esté trabajando en el CTI, es responsable de cumplir las órdenes que le den sus superiores. Ellos son responsables de las 14 camas y no pueden decidir gremialmente qué responsabilidad tomarán en el trabajo diario. En este hospital varias veces se ha confundido qué cosas decide el gremio, qué cosas decide la dirección y qué cosas decide la academia", dijo Villar a El Observador.

Agregó que "a pesar del decreto (399/08), la distribución la tiene que establecer la licenciada y la línea de mando según la situación de cada sala". Según Villar, si la dirección viera que los enfermeros no son suficientes, se tomará la decisión de cerrar alguna cama, como ya se ha hecho en otras instancias.

"Me duele que se muestre solo el Maciel cuando es algo de todo el sistema de salud. Eso lleva a que la gente no quiera atenderse acá y piense que los enfermeros no se responsabilizan. Nunca se pondrá en riesgo la salud del paciente", advirtió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Argentina continua con la Deuda Pendiente para Enfermería

Estamos a días del mes de la enfermería nacional, y aun la Argentina continúa con la deuda para con las enfermeras y enfermeros que día a ...